10 julio 2011 Lactancia, Nutrición, Salud

El esperma del bebé puede dañarse por tóxicos en la lactancia
El embarazo y la lactancia, e incluso el periodo anterior a la concepción pueden ser determinantes en la salud del bebé. Parece que cualquier cosa que haga una mujer tiene un riesgo mayor o menor según el caso, de influir en el desarrollo físico y mental de su hijo. Todas deberíamos tener en cuenta las pautas más importantes, tomar ácido fólico desde unos meses antes de buscar un bebé, abstenernos del alcohol y las drogas prácticamente desde ese mismo momento y tener una vida lo más saludable posible. La alimentación requiere una atención importante, hace poco hablamos de nuevo de la contaminación por mercurio y nitratos y sus consecuencias.

Los tóxicos ambientales, según un estudio reciente, también afectan al bebé. Se transmitirían al hijo durante el embarazo y la lactancia materna y podrían provocar una menor calidad del esperma si es un varón. La investigación habla de contaminación ambiental y también alimentaria. Los compuestos evaluados han sido entre otros: bifenilos policlorados, prohibidos hace años pero que permanecen en el agua y la tierra, pesticidas organoclorados y retardantes de llama en plásticos y espumas, también prohibidos desde los años 80 pero que permanecen en peces de agua dulce, polvo, huevos de aves y animales marinos.

En total la investigación evaluó la concentración de 38 tóxicos en 68 muestras de leche materna, la mitad de madres gallegas y la otra mitad catalanas. La leche materna por su alto contenido en grasa es el mejor vehículo para detectar las sustancias dañinas. El resultado fue que 34 de las muestras contenían tóxicos. Tan solo cuatro gallegas estaban libres de ellos. La contaminación de la leche de las madres catalanas fue cuatro veces superior a las gallegas. Se explica por la mayor industrialización de la Comunidad y por la ingesta de alimentos menos naturales, como productos envasados.

Algunos de los tóxicos detectados son disruptores endocrinos. Esto es una sustancia ajena al cuerpo que puede modificarlo a nivel hormonal. Estos son los compuestos que podrían dañar la fertilidad del bebé varón por haber causado una peor calidad del esperma, malformaciones genitales o daño testicular.

La recomendación sigue siendo la lactancia materna, la jefa de Reproducción Asistida del Instituto Marquès, Marisa López-Teijón, lo explica, Estamos preocupados por el deterioro del esperma, pero la solución no pasa por que las mujeres dejen de dar de mamar, sino por evitar la exposición a sustancias tóxicas. Recomienda a las madres consumir alimentos ecológicos, especialmente durante la lactancia.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr-Milkwooders

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *