4 mayo 2017 Noticias, Padres y madres

permiso por paternidad

Todavía queda mucho camino por recorrer en el mundo de la igualdad entre hombres y mujeres. Ésto se nota, especialmente, con el nacimiento de un bebé y la reincorporación al trabajo. En la actualidad, la madre dispone de 16 semanas para el cuidado de su hijo, pero en el caso del padre, y sólo a fuerza de muchas presiones, se ha conseguido que este periodo sea de 4 semanas. Sin embargo, son muchos los padres que están pidiendo que se iguale al periodo de la mujer, con el fin de tener el mismo derecho al cuidado de sus hijos que lo tienen ellas.

Sin embargo, a nivel social, todavía queda mucho que aprender y asimilar. Desgraciadamente, todavía son muchos los hombres que creen que el cuidado de los hijos sólo es tarea de la madre, delegando en ella toda la responsabilidad. Un estudio realizado recientemente en Madrid, ha comprobado como aquellos padres que piden la baja por paternidad, para cuidar a sus bebés, están mucho más comprometidos con su cuidado, educación y necesidades básicas, no sólo durante los primeros meses sino también a lo largo de toda su infancia.

Los padres se implican más en el juego que en las tareas rutinarias

Se trata de un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid y en el que se tomaron como ejemplo a 1.130 escolares madrileños de entre 3 y 8 años. En el año 2012 se les entregó un cuestionario para que lo rellenaran en casa con los datos de la participación de ambos progenitores después del nacimiento del bebé y a lo largo de toda su infancia.

La participación masculina sigue siendo, todavía, demasiado minoritaria aunque parece que se puede ver cierto aumento en el compromiso como padres. Este compromiso, de forma generalizada, es en el ocio, el momento del juego o en la enseñanza de tareas nuevas, como las manualidades. Sin embargo, aquellas tareas básicas como el lavado de su ropa o la comida, siguen siendo trabajos exclusivos de la mujer.

Padre dando el biberón

Padre con mayor salario, menor implicación paternal

Dentro de los resultados de esta investigación, los expertos han detectado tres perfiles de padres totalmente diferentes:

  • Padres tradicionales. Son los que apenas se comprometen con los cuidados rutinarios del bebé y delegan toda la responsabilidad en la madre. No suelen pedir la baja por paternidad. Son un número minoritario.
  • Padres totalmente implicados. También son en un número escaso. Se preocupan por la igualdad de género y, en muchas ocasiones, colocan en primer lugar el cuidado de sus hijos, abandonando, incluso, su proyección profesional.
  • Padres intermedios. Son los más numerosos y resultan ser los que se adaptan a las circunstancias y necesidades de su hogar. Dependiendo de la actividad, tiempo y responsabilidad laboral de la mujer, así se entregan al cuidado de sus hijos.

Otras curiosidades que se encontraron en este informe es que las madres que trabajan a tiempo completo, se encuentran con padres mucho más implicados en el cuidado de los niños. Pero aquellos hombres que tenían los salarios más altos, eran los menos proclives a entregarse a su labor paternal.

Vía | Ser padres
Fotos | Pixabay – Pexels y Madre 3.0

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *