14 febrero 2017 Embarazo

Los temores frecuentes

Es normal que durante la etapa del embarazo aparezcan distintos miedos, uno de ellos está vinculado al parto o a un adelanto del mismo. Hoy hablaremos de este tema brindándote algunas claves para que puedas perder los temores y disfrutar a pleno la gestación de tu bebé.

Los expertos consideran que es muy importante llegar al parto sin miedos, así estarás menos tensa, al tener los músculos más relajados podrás conseguir que el dolor y las molestias disminuyan.

También es normal que las madres tengan miedo de que el bebé sea el que sufra en el parto, para estar tranquila en este aspecto será fundamental que se tenga confianza al equipo médico con el que se trabaja, piensa que los médicos se capacitan y gracias a los adelantos en la medicina todo saldrá bien.

Estar correctamente informada

Un punto clave para terminar con los miedos típicos es contar con toda la información necesaria. En el caso del miedo al parto la futura mamá deberá conocer las distintas etapas del parto, conocer cómo son las contracciones verdaderas, pudiéndolas distinguir de las que no lo son. Saber cómo se realiza una cesárea.

Consulta con tu equipo medico acerca de las complicaciones que podrían surgir en un parto y las distintas soluciones que existen para cada caso.

Un punto clave para terminar con los miedos típicos es contar con toda la información necesaria.

Una duda frecuente se relaciona a la epidural, es muy importante que tengas toda la información necesaria respecto a ese tipo de anestesia, una muy buena opción que aliviará el dolor del parto.

Tener una buena comunicación

Cuando se tiene una buena comunicación y diálogo con el medico gran parte de los temores desaparecerán. Además, deberás conversar con tu familia, pareja y amigos tratando de obtener información objetiva. Puede suceder que cada persona te cuente como fue su parto exagerando o asustándote más de lo que ya estabas, por aprende a diferenciar cuál es la info que te ayuda y cuál no.

Evita los pensamientos negativos

Evita los pensamientos negativos y los sentimientos pesimistas. Realiza los estudios que te aconseja el médico para poder tranquilizarte. Solo un muy pequeño porcentaje de los bebés que recién nacen presentan problemas.

Cuenta con una buena preparación física

Recuerda siempre lo importante que es realizar una rutina de ejercicios aprobada por tu médico, especialmente los que ayuden a fortalecer los músculos de las piernas y los glúteos. Así podrás estar en forma en el momento del parto.

Piensa de forma realista pero siempre en positivo

Es muy importante que a lo largo del embarazo te mantengas optimista. Está comprobado que quienes tienen pensamientos pesimista tienen partos más dolorosos. Si tienes buenos pensamientos podrás liberar mayor cantidad de oxitocina, una hormona que te ayuda a olvidar el dolor y conectarte con el bebé de la mejor forma posible.

Si algo llega a salir mal deberás poner todo para salir adelante, pero no debes tener pensamientos recurrentes al respecto, siempre piensa en positivo.

No temas al parto prematuro

Si el parto se adelanta también podrás sentir cierto temor e incertidumbre, pero este es otro momento clave en el que deberás tener confianza en tu médico, él hará lo mejor para vos y para tu pequeño. Ten en cuenta que solo el 10 por ciento de los partos se adelantan a la fecha prevista, solo es importante que hayas llevado un buen control durante la gestación y que el bebé tenga buenos controles al nacer y en sus días posteriores.

Vía | El embarazo
Foto | Pixabay – Esteban Troncoso

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *