27 abril 2017 Consejos

Consejos prácticos y fáciles de seguir

Si fuiste madre recientemente o estás esperando un bebé seguramente tendrás muchas prendas para el pequeño, tenerlas organizadas es muy importante, así podrás mantener cierto orden de forma práctica en esta nueva etapa de tu vida.

El día de hoy te brindaremos algunos consejos fáciles y simples de seguir para que puedas organizar de la mejor fora la ropa del bebé.

Cómo organizar su ropita

Existen algunos aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de organizar la ropa del bebé, un punto clave será organizarla por su talla, por temporada o por tipo de tejido. Si tienes prendas que ya no le quedan retirarlas del armario. Seguramente existirán prendas que el bebé utilizará con mayor frecuencia, las que más utilices deberán estar en zonas más accesibles y fáciles de alcanzar.

Intenta tener todas las prendas dentro de un mismo espacio.

Intenta tener todas las prendas dentro de un mismo espacio, por ejemplo, un armario, una cajonera, etc. Lava todas las prendas antes de guardarlas, así evitarás que las manchas no se puedan quitar más. Las cajas que se cierran de forma hermética podrán ser muy útiles en el momento del almacenaje.

Recuerda siempre guardar las prendas dobladas prolijamente, es increíble el tiempo que ahorrarás en un segundo planchado.

Si mantienes la ropa en orden seguramente podrás ahorrar una buena cantidad de tiempo, evitando tener que buscarlas cada vez que quieras vestir a tu pequeño de una forma especial. Esto es muy importante en los primeros meses de vida, cuando será necesario hacer más cambios de ropa como consecuencia de los escapes en el pañal o sus regurgitaciones, con el paso de los meses ya tendrás más práctica y no requerirá tantos cambios.

Mantener la ropa ordenada nos ayudará a ahorrar tiempo

Tengamos en cuenta que las prendas de los bebés ocupan mucho menos espacio que la ropa de un adulto, por eso podrás tener solo un armario más pequeño que el normal, así podrás optimizar el espacio de su dormitorio. Si prefieres utilizar cajas debes saber que podrás personalizarla y darle un estilo especial, colócale un bonito papel adhesivo o algún vinilo, también podrás recortar las letras de su nombre. Si el modelo de la caja no te permitirá ver su interior lo ideal es colocar una tarjeta identificatoria o marcadores para saber qué prenda hay en cada caja.

En el caso de que sea necesario colgar alguna prenda del bebé se podrá usar una percha más pequeña, adaptadas a la indumentaria de un bebé, así o se desformarán ni se arrugarán. Una buena medida para que luzcan más bonitas es forrarlas, es muy fácil de hacer y no requerirás muchos materiales.

Pensemos que un bebé podrá cambiar hasta cinco tallas en su primer año de vida, por eso las modificaciones en su armario serán continuos. Para poder mantener un orden y prolijidad te aconsejamos guardar y almacenar lo que no se va usando, podrás conservarlo para un futuro hermanito o también lo podrás donar.

Vía | Ahorradoras
Foto | Pixabay – Public Domain / Pixabay – TerriC

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *