20 mayo 2017 Desarrollo

Prestar atención al lenguaje corporal del bebe

Nuestros hijos tendrán la capacidad de comunicarse con o sin palabras, el desarrollo de su lenguaje llevará su tiempo y no siempre se dará de la misma manera en todos los niños. Hoy hablaremos de cómo podemos ayudar a estimular a los niños para que comiencen a hablar antes, además de cómo comprenderlos cuando aún no saben hablar.

Los padres nos podemos estresar cuando pensamos que no podremos entender a los niños que aún no hablan, más si están llorando de manera desconsolada y en apariencia no les pasa nada, o cuando están decaídos o muy inquietos.

Un punto clave sobre el que deberemos reflexionar es que las palabras no son la única forma de comunicación de un niño. Tendremos que evitar que nuestros hijos noten nuestra ansiedad. A partir de los cuatro meses de vida los pequeños tendrán la capacidad de diferenciar las cualidades emocionales de la entonación y del lenguaje que empleemos.

Las palabras no son la única forma de comunicación de un niño.

Desde el momento en que nacen debemos prestar atención a los pequeños detalles, por ejemplo, aprender a diferenciar entre los diferentes llantos del bebé, los sonidos guturales y los balbuceos que realizarán.

Los padres tendremos que trabajar con los niños otro tipo de comunicación. Para potenciar la comunicación con los bebés antes del lenguaje oral deberemos trabajar en la expresión corporal. Cuando ya tengan los meses necesarios podrán aprender a señalar las partes del cuerpo, para así mostrarnos a dónde le duele, o expresar sus necesidades básicas para comunicarse.

Para el desarrollo del lenguaje hablado de los niños serán fundamentales distintos aspectos biológicos, como la articulación de la palabra y la audición. El lenguaje normal requerirá de una audición normal, de la articulación de la palabra normal, de una correcta función intelectual y de una exposición al lenguaje durante sus primeros meses de vida.

El Método Dunstan

Uno de los métodos que nos permiten entender el lenguaje del bebé es el Dunstan, basándose en cinco sonidos, un lenguaje que se asocia a los reflejos naturales del bebé. Priscilla Dunstan observó cómo los bebés emitían determinados sonidos antes de empezar a llorar, así pudo ver que ellos también tenían una manera de comunicarse.

Conoce el metodo dunstan

Dentro de los sonidos encontramos en ‘neh’ que significa que el bebé puede estar teniendo hambre. ‘au’ o ‘ou’ es un sonido que realizan si están cansados o tienen sueño. ‘Je’ o ‘jej’ indican que se sienten incómodos por algún motivo, porque tienen frío, sienten que la temperatura no es la ideal, tienen el pañal sucio o tiene una postura incómoda. ‘Eh’ o ‘ej’ lo hacen cuando tienen necesidad de eructar. ‘Eairh’ o ‘eairj’ es un sonido que señala cuando los pequeños tienen gases abdominales.

En muchas oportunidades los bebés podrán combinar estos sonidos cuando sienten más de una necesidad a la vez. Para llegarlos a entender tendrás que prestar mucha atención. Cuando consigas asociar sus sonidos a sus necesidades verás que el método no es tan complicado cómo podría parecer a primera vista.

Si bien es un método que tiene muchos adeptos a lo largo del mundo podríamos entrar en dudas acerca de si es cierto o no, la verdad que no podemos darle ninguna certeza sobre tema, solo te invitamos a probarlo. Por el momento vamos a darlos un voto de confianza al tema, y esperamos un comentario si ya lo probaste.

Vía | Web consulta
Foto | Pixabay – Luidmilakot / Pixabay – Tabakpolska

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *