22 octubre 2015 Embarazo

Si te pican las manos consulta con el obstetra

Hoy nos referiremos a la colestasis del embarazo o colestasia del embarazo, se trata de un transtorno que puede llegar a afectar a las mujeres embarazadas en los últimos meses, generando una gran picazón, comezón, especialmente en sus manos o en los pies.

En muchos casos las mujeres pueden llegar a pensar que, ante la picazón, deberán cambiar el jabón o el champú, ya que les está provocando una alergia y no le llegan a contar su síntoma al médico, pero no deben caer en ese error. Ante la presencia del picor es muy importante consultar con el médico lo antes posible, ya que este problema puede llegar a afectar seriamente tanto a la madre como al bebé.

En la colestasis se detiene la excresión de la bilis (del hígado), con todas las consecuencias que ello acarrea.

Entre los síntomas más comunes de la colestasis encontramos un prurito intenso en las plantas de los pies y en las palmas de las manos. Se oscurece el tono de la orina, las deposiciones son de color claro. Aparece un tono amarillento en la parte blanca de los ojos, la lengua y la piel (ictericia).

Los médicos e investigadores consideran que el desorden de las hormonas en el embarazo pueden terminar desencadenando la enfermedad, pero no existen demasiados estudios que aseguren esta teoría. Las hormonas del embarazo podrían afectar el correcto funcionamiento de la vesícula biliar. Esto puede bloquear o afectar el flujo de la bilis. Al existir un exceso de la bilis se provocará que ingrese al torrente sanguíneo, lo que se conoce como colastasis del embarazo.

Existen diferentes factores que pueden incrementar la posibilidad de que una mujer embarazada desarrolle la colestasis, entre ellas, tener un familiar cercano que tenga la enfermedad, después de haber sufrido en un primer embarazo (existe hasta un 70 por ciento de recurrencia), tener embarazos múltiples, tener un historial de daño hepático.

Para su diagnóstico el médico deberá hacer diferentes exámenes, entre ellos análisis de sangre y ecografía.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr – Luke

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *