22 mayo 2010 Fertilidad

Las técnicas para preservar la fertilidad motivan a las pacientes con cáncer
Algunas enfermedades tienen el agravante de que sus tratamientos pueden afectar a la fertilidad de los pacientes. Entre ellas están las enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide o el lupus, y también algunos casos graves de endometriosis. Pero sobre todas ellas destaca el cáncer. La doctora María Sánchez, responsable del Programa Valenciano de Preservación de la Fertilidad ha dicho que, Una de cada ocho mujeres va a ser diagnosticada de cáncer de mama a lo largo de su vida y, de estas, un 25 por ciento serán diagnosticadas en la etapa premenopáusica y un 15 por ciento en edad fértil”.

La doctora explica que, “el doble shock que supone para una mujer que le comuniquen que sufre una patología, como puede ser un cáncer y que, además, como consecuencia del tratamiento pueda hacer que quede infertil pasa, una vez conocidas las opciones para preservar la fertilidad, a ayudarles a motivarse: la paciente ve que tiene muchísimas posibilidades de superar su enfermedad y el hecho de conocer las posibilidades para mantener su fertilidad para un futuro le motiva a seguir adelante cada día“.

Las técnicas que se emplean actualmente para preservar la fertilidad son quirúrgicas, médicas y criobiológicas y tienen un importante índice de efectividad. No son técnicas excluyentes, sino que pueden combinarse entre sí para mejorar el pronóstico y aumentar las posibilidades de que la mujer consiga un embarazo en el futuro. La decisión de optar por unas u otras técnicas, depende de la situación, la enfermedad y las preferencias de la paciente, lo más importante es que tenga buena y suficiente información para poder optar.

De las mujeres que solicitan información sobre técnicas de preservación de la fertilidad, tras un diagnóstico que puede ponerla en peligro, un 90 por ciento se decide a recurrir a ellas. Como hemos contado hay varias opciones, cirugía para la trasposición de ovarios, traquelectomía en los casos de cáncer de cuello de útero, congelación de embriones, criopreservación de ovocitos o del tejido ovárico entre otras. En el caso de los hombres también hay opciones para intentar mantener la fertilidad una vez finalizado el tratamiento.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Beverly & Pack

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 mayo 2010
  2. Buscar el embarazo cuando se padece Hepatitis C 20 noviembre 2011
  3. Muy pocas mujeres con cáncer preservan su fertilidad 26 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *