20 julio 2017 Embarazo, Otros

tatuajes henna y embarazo

Los tatuajes son una forma de expresar nuestra individualidad, nuestro gusto artístico y nuestro placer por ciertas manifestaciones. Dejarse una huella permanente en la piel puede ser símbolo de buen gusto o, en algunos otros casos, de una inconsciencia total. Sea cual sea la decisión, nuestra libertad de elección es primordial.

Son muchas las mujeres que cuando saben que han quedado embarazadas, quieren dejarse un recuerdo imborrable en su piel, como si el propio embarazo, y el nacimiento del bebé, no fuera en sí mismo todo un acontecimiento imposible de borrar. Es por ello que eligen hacerse un tatuaje. Pero los tatuajes tradicionales no parecen ser demasiado recomendables durante este periodo, pero y los tatuajes de henna, ¿son tan inocuos como parece?

Un tatuaje temporal: la henna

La henna es una pasta hecha de hojas machacadas de una planta, llamada henna, que se cultiva en países del sur de Asia y norte de África. Generalmente esta pasta se mezcla con agua caliente o aceites esenciales. Los tatuajes que se realizan a partir de esta técnica son temporales y suelen durar entre 7 y 21 días.

A priori no tiene que resultar perjudicial para la embarazada, algo que sí que suele suceder en los tatuajes tradicionales, especialmente por el rechazo a la tinta que se emplea para ellos o la invasión de las agujas que pueden provocar estrés, u otros problemas más graves como distintas infecciones.

Siempre preguntar al ginecólogo

El único problema que podemos encontrar en los tatuajes de henna es el que la piel rechace este componente que, en principio, parece estar realizado con ingredientes totalmente naturales. Sin embargo no debemos olvidar que durante el periodo de la gestación, nuestras hormonas están revolucionadas, provocando distintos trastornos, también en nuestra epidermis. Así que lo mejor, como en cualquier cambio que queramos realizar en nuestro organismo, durante este periodo, es consultarlo con nuestro ginecólogo.

Aunque la mayoría de mujeres lo realizan por sólo una cuestión estética, en otras culturas, que ya se están extendiendo al mundo occidental, lo hacen como símbolo de conexión entre el bebé y la madre, especialmente durante este momento tan especial para ambos. Por eso las flores, los símbolos hindúes, los mandalas o los animales son los más requeridos para estos momentos.

Vía | Vix
Fotos | Tatuajes

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *