21 julio 2014 Consejos, Embarazo

Tatuajes en el embarazo

Durante el embarazo puede que nos sintamos mágicas, distintas, incluso eufóricas. Son momentos, si todo va bien, que nos gustaría prolongar por el resto de nuestra vida, por eso si eres aficionada a hacerte tatuajes puede que pienses en hacerte uno durante esa época, para recordarla siempre. Pero ¿sabes si puede ser recomendable? Quizás no resulte ser todo lo beneficioso que pudiera parecer a simple vista.

Aunque no hay nada legislado ni firme en torno a este tema, lo cierto es que siempre hay un riesgo al hacerse un tatuaje, por mínimo que sea. Incluso acudiendo a un profesional, las infecciones son uno de esos fantasmas que siempre ondean ante los tatuajes. Lo primero es preguntarle a tu médico y seguir su consejo.

En principio los riesgos serían los mismos que cuando no estás embarazada pero en el caso de que sufrieras una infección, entonces los problemas podrían ser muy graves. Si en el caso normal se solucionaría con una medicación y cuidados especiales, en este caso se trasladaría al bebé lo que ocasionaría problemas en el desarrollo, parto prematuro o, incluso, muerte fetal.

También debes pensar que hacerte un tatuaje te lleva a estar en tensión, incluso a sentir dolor, por lo que vas a estar pasando un estrés que no es del todo beneficioso para tu bebé. Pero si a esto sumamos que tu piel, durante el embarazo, se muestra distinta, además de mucho más dilatada, quizás te encuentres con que, cuando hayas tenido a tu niño, ese bonito dibujo tatuado ya no es el mismo.

Quizás te merezca mucho más la pena hacértelo una vez haya nacido tu bebé, hasta la inspiración para elegir el modelo puede ser otra ¿no te parece?

Vía | Entre padres
Foto | Clínica Anabel Cervera

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *