31 agosto 2012 Noticias

Baja natalidad en EE UU
Varios son los artículos que se han escrito en “Uno más en la familia” sobre el efecto de la crisis en el descenso de la natalidad. Nosotros nos preocupamos fundamentalmente de los datos que arroja el paso de la misma por nuestro país. Sin embargo, azota a todos los el mundo de una u otra manera.

En Estados Unidos, por ejemplo, también se ha hecho patente ese descenso debido a la mala situación económica. De manera bastante directa, el hecho de que no se produzcan tantos matrimonios como en otros años y la huida de los inmigrantes que elevaban la natalidad en un tanto por ciento importante, han afectado a la natalidad estadounidense.

Ya desde 2008, un veinte por ciento de parejas entre 18 y 24 años aplazaron sus intenciones de matrimonio por la recesión. Desde ese año, los nacimientos han descendido como no se apreciaba en doce años en Estados Unidos. Sólo entre abril de 2010 y julio de 2011 se registró la tasa más baja de natalidad desde los años 40, con sólo un 0,92 por ciento de aumento de población en ese sentido.

Esto repercute en las empresas de productos para bebés, tanto en alimentación como en accesorios, cayendo su consumo en un número considerable. Y también en las familias. Según estudios, un recién nacido en 2011 viene a costar a una familia estadounidense, durante 17 años, casi 235.000 dólares (unos 187.000 euros).

La marcha de inmigrantes también ha supuesto un duro golpe a los datos de natalidad. No sólo ya en Estados Unidos, sino también en Europa. La población de inmigrantes, en especial de hispanos, incrementaba la tasa de natalidad de forma importante. Pero la grave situación económica les ha obligado a volver a sus países, afectando esto a los nacimientos. También en España, desde 2008, la población de nacidos de padres inmigrantes ha ido cayendo en picado.

Que los gobiernos intentan tomar medidas para revertir la situación es palpable. Pero que esas medidas, realmente, sirvan para incentivar a las familias, en este caso en lo relacionado a tener hijos, ya es harina de otro costal. Hasta el momento, eso si que no es palpable.

Vía | df.cl
Foto | sxc-elvinstar

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Singapur quiere impulsar su tasa de natalidad con una campaña mediática 8 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *