30 septiembre 2016 Desarrollo, Juegos y juguetes

taller-imaginarium

La firma Imaginarium organizó la semana pasada un Taller de estimulación y juegos para bebés realmente divertido. En él las pedagogas especializadas en estimulación temprana Elizabeth Fodor y Montse Morán explicaron cómo podemos ayudar a nuestros pequeños en su desarrollo a través del juego.

Ofrecieron una serie de consejos muy fáciles y muy útiles para saber cómo jugar con los bebés, qué es lo más apropiado a cada edad o qué efectos positivos tiene cada juego en el desarrollo de sus sentidos.

Grandes exploradores

“Tenemos que pensar que la mente del niño funciona como la de un científico: observan, evalúan e investigan”, explica Elizabeth Fodor por eso es muy importante seguir una serie de pautas y ofrecerles juguetes adaptados a su edad.

Además insistieron en que el juego es vital para el desarrollo y salud de los niños. “Lo más importante es que el niño conecte sus neuronas en el momento más adecuado y que a través de los juguetes se pueda sacar el máximo provecho a las aptitudes de cada niño”, señaló Fodor.

Por su parte, Montse Morán hizo hincapié sobre el excesivo uso de los móviles, tabletas o la tele. “Los beneficios del juego social no se pueden sustituir por estos dispositivos en los que los niños se nos quedan absortos, pero no sienten lo que pasa a su alrededor”.

Consejos para jugar

Una vez dicho esto y si ya estáis preparados y deseando jugar con vuestros bebés, seguid estas pautas:

  • Dejar que los niños repitan las acciones: aunque a veces estén haciendo una y otra vez lo mismo, y parezca que no van a ningún lugar, en realidad se encuentran en pleno proceso de aprendizaje.
  • Festejar lo que hace cuando juega: a pesar de que coloquen las fichas al revés o monten las piezas de otro forma, hay que ser capaces de expresar nuestra alegría por cómo juega. Sobre todo en los primeros meses es muy importante el tono de voz que usamos y la mirada.
  • Los niños sólo aprenden si disfrutan: bueno, los niños y los mayores. Seguro que cuando vivimos algo que realmente nos gusta, lo recordamos mejor. En los niños es similar así que sólo aprenden aquello que les divierte.
  • Jugar al juego del niño: somos muy pesados con “esto se hace así”, “esto se hace asá”, sin embargo, los niños son los que deben dirigir el juego y no nosotros. Especial atención con los juegos simbólicos cuando lo más importante es la emoción que los pequeños viven a través del juguete y no tanto el juego en sí.
  • No cortar su juego: un niño con un juguete que le gusta puede estar horas tranquilamente entretenido, ¿qué necesidad entonces de hacerle parar? Aprovechemos el momento.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *