15 enero 2010 Consejos, Desarrollo, Padres y madres, Salud

la talla de zapatos para el bebe

Con la llegada de sus primeros intentos por iniciar el camino paso a paso, también aparece un nuevo elemento en el ajuar de nuestro bebé, son los zapatos. Posiblemente ya lo hayamos calzado en alguna ocasión con esos otros ornamentales que, más que para caminar, son para que nuestro niño esté conjuntado con la ropa que lleva o a fin de que, en pleno invierno, le sirva como abrigo.

Pero es alrededor de los 10 meses, más o menos y dependiendo de la evolución del niño, cuando ya va necesitando un zapato “de verdad”, aquel que está formado por distintos elementos que le van a servir para ayudarle a andar al mismo tiempo que para protegerle. Es por ello que resulta básico que sepamos elegir adecuadamente y para ello, días atrás, os dimos las claves para saber cómo diferenciar un buen zapato de otro que, posiblemente, perjudicará la salud y el desarrollo de nuestro pequeño. Pero además, hoy, os vamos a orientar sobre como elegir la talla adecuada.

Siempre que tengamos que comprar los zapatos para nuestro bebé, lo aconsejable es acudir con él al comercio para asegurarnos que es el que se le ajusta a la perfección. Para ello, además, tendremos en cuenta los siguientes aspectos:

  • Hay que probarle el zapato con el calcetín puesto y asegurarnos que, entre el dedo más largo de su pie y el calzado queda un espacio de medio centímetro a un centímetro y medio. A continuación, con el niño puesto de pie, presionaremos la puntera del zapato para comprobar que los dedos no rozan la punta ya que si esto sucede, nos dará a entender que le vienen pequeños.
  • El mejor momento para probarle los zapatos es a última hora del día ya que es cuando sus pies se encuentran más hinchados. De igual modo, pondremos al niño de pie para que su peso caiga en ambas piernas por igual.
  • Nunca debemos comprarle un zapato de una talla mayor pensando que, de este modo, le va a durar mucho más tiempo. Si vemos que se le sale del talón, probémosle una talla inferior que, seguro, le hará sentir más cómodo.
  • Hay otros padres que por evitar cargar con el niño durante las compras, se fabrican una plantilla de cartón o cartulina. Para ello dibujan la silueta del pie del niño y dejan alrededor de un centímetro de margen a fin de ajustarse a la talla del bebé. Estrategia que, según los podólogos y fabricantes, no es fiable.

Existen unas medidas orientativas según la edad de nuestro niño aunque, después de visto lo visto, sólo nos puede servir como dato curioso más que práctico, ya que depende de muchos factores el tallaje que pueda utilizar cada bebé. De todos modos aquí os dejo ese dato estándar.

  • Número 19 de 8 a 10 meses.
  • Número 20 de 10 a 12 meses.
  • Número 21 de 18 a 24 meses
  • Número 22 de 24 a 36 meses.
  • Número 23 más de 3 años.

Vía | Ser Padres

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Tamaño del pie y altura 16 febrero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *