11 febrero 2012 Opinión

Temas de maternidad sobre los que no se puede hablar
En el tiempo que llevo escribiendo sobre maternidad y embarazo, he podido hablar de casi todo sin problema, pero hay unos cuantos asuntos que se consideran tabú. Si osas tocarlos te expones a una airada reacción grupal por parte de algunas madres. Si lo haces, pronto te encuentras defendiendo tus argumentos contra un grupo, porque nunca están solas, y sin querer, radicalizando tu opinión. Solo hay dos formas de evitar el acoso, obviando según que temas o escribiendo lo que estas mujeres consideran correcto.

Supongo que sabéis que me refiero al parto, la lactancia, el colecho y en definitiva a un tipo de crianza que denominan de apego o natural. Cualquier opinión contraria, o sospechosa de serlo, a la que sostiene una minoría, organizada eso sí, se considera un ataque. Y allá van las hordas de defensoras todas a una, cual habitantes de Fuenteovejuna, a por la atrevida blogger (¿quien se creerá que es?) que ha tenido la desvergüenza de expresarse en voz alta. Se corre la voz en los foros, se comenta y se pide ayuda para callar a la que se sale de la manada, a veces incluso para darle una lección.

Por mucho que te guste debatir, estos temas terminan agotando. Primero porque la intención, al menos la mía, nunca es atacar, sino expresar una opinión, un punto de vista. Y o bien te callas, cosa que no contemplo porque me parece de mala educación no responder a quien me habla, o bien te pones a la defensiva y terminas diciendo cosas que ni te habías planteado. Las cosas no son siempre blancas o negras y te obligan a elegir, puede gustarte solo una parte y estar de acuerdo con el resto, pero parece que ellas no contemplan esa opción. Eso no quita para que de estos temas también salgan conversaciones muy interesantes y enriquecedoras, que probablemente compensan todo lo demás, y que yo agradezco de corazón.

Seguiré escribiendo sobre lo que me plazca, porque para eso estoy en Uno más en la familia, para aprender de la opinión que otras madres quieran compartir, y sobre todo porque considero que la maternidad es mucho más que teorías. Hay tantas maneras de verla como madres sobre la Tierra, y ninguna, si es de corazón, califica a esa mujer de mala madre. Del mismo modo que ninguna tiene la verdad absoluta y todas admiten opinión a favor o en contra, e incluso tangenciales.

Foto | Flickr-Isaac Feliu

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios
  • Isabel L

    Esto es algo que ya sabes desde hace tiempo, que cualquier opinión que emitas que se considere crítica con sus temas centrales, va a ser fuente de nuemrosos comentarios en contra, de los cuales ni la mitad se han tomado la molestia de leer el post y la argumentación que das. Lo importante es que lo que escribes está argumentado, razonado y constrastado. Pero agotador, sí, debe serlo. Un saludo :).

    • Isabel, tienes razón en que no es nada nuevo, solo necesitaba decirlo. No es un post informativo, ni interesante, lo se, ha sido un desahogo personal. Cansa, pero reconozco que en el fondo “me va la marcha”. Gracias. Un saludo

  • Candela

    Belén me encantan tus post!! siempre que puedo te sigo y como comenté en otra ocasión, es para mi un soplo de aire fesco con respecto a otros blogs que habia leido. En mi oipinión eres respetuosa con otras maneras de pensar y respondes razonadamente a todas las entradas. A mi me parece muy difícil..a veces se leen opiniones tan radicales, yo la verdad, no se de donde salen, no parece que estén dispuestas a aceptar otros puntos de vista.. y estoy de acuerdo contigo, maneras de ser madre hay muchas, y ninguna mejor que otra!!!un saludo !!!

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *