2 junio 2016 Noticias, Salud

tabaquismo y maltrato infantil

Sólo hace unos pocos años que empezó a tomarse en serio los terribles perjuicios que el tabaco imprimía en nuestra salud. Pero todavía se tuvo que luchar más para entender que también los fumadores pasivos, sin quererlo, acababan “infectados” por las graves secuelas de este mal hábito. Un bebé que tiene que aspirar el humo del tabaco en su entorno está expuesto a más enfermedades que uno alejado de este ambiente.

Tal es así la gravedad, que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), debido a la preocupante influencia de esta sustancia en la salud infantil, quiere declarar como maltrato infantil el tabaquismo pasivo. Así lo debatirá en el próximo congreso nacional que se realizará entre el 10 y 13 de este mes en la ciudad de Granada.

No podemos olvidar que el tabaquismo pasivo puede ser la causa de múltiples patologías relacionadas con el sistema respiratorio y el corazón en los niños, incluso en aquellos que están todavía por nacer. Los daños que provoca este “humo de segunda mano” van desde el asma, la neumonía, la muerte súbita en el lactante, así como la caries o mayor disposición a sufrir diabetes.

Ante esta realidad, los neumólogos han tomado posiciones. Una parte de ellos están convencidos de que someter a los niños al tabaquismo pasivo debería ser causa de maltrato infantil, lo que permite que se pueda denunciar en el juzgado o ante las autoridades que corresponda.

Sin embargo, otra parte de los especialistas piensan que tomar estas medidas tan drásticas podrían perjudicar la relación entre padres e hijos, siendo más oportuna otra medida como la información. Seguir alertando a los padres de los graves perjuicios que provocan en sus hijos, puede ser la mejor medida. Pero ¿resultará eficaz? ¿Tú qué opinas?

Vía | La Sexta
Foto | Instituto Gerontológico

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *