4 marzo 2009 Educación, Ocio, Padres y madres

“Sueña” danza para bebés

“Sueña” es un espectáculo dirigido a los más pequeños de la casa aunque también va dirigido a los adultos que, tristemente, vamos perdiendo la capacidad de asombro, la magia y la alegría por realizar las labores más cotidianas. El especáculo nos invita a sumergirnos en un mundo donde cada gesto significa una laboriosa trama de sencillos encuentros con la vida cotidiana.

En el escenario, una sola bailarina, un personaje que convierte en mágico todo un mundo de diarias tareas. Lavar la ropa se transforma en una aventura llena de magia: verter el agua caliente, sentir el tacto tibio sobre la piel, embargarse con el aroma que desprende, jugar con el vapor mientras lo transformamos en eternidades efímeras. Cada tarea que la actriz nos muestra en escena se convierte en mágica, cada objeto obtiene mil significados y cada gesto es motivo suficiente de belleza y ternura.

La compañía “Da.te danza” nace en 1999 bajo la dirección del bailarín Omar Meza. La intención es mostrar al mundo las nuevas vertientes que la danza contemporánea puede aportar al mundo del arte. Son una compañía consolidada que ha viajado a lo largo tanto de España como por el resto del mundo, dando su particular visión sobre el modo de contar historias por medio del baile.

La obra se está representando en el Teatro Fernán Gómez, de Madrid, dentro del V Ciclo de Teatro para Bebés y que han denominado “Rompiendo el Cascarón”. Es un ciclo que persigue fomentar el contacto con las artes durante los primeros años de vida, ya que van dirigidos a niños de 0 a 3 años. Sin duda, una idea importante para que nuestros bebés crezcan dentro de la apreciación y amor por la belleza artística.

Vía I teatro fernán gómez

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Sam

    He tenido la oportunidad de ver obras para bebés y de ver a los bebés viendo esas obras… Es algo que no se puede explicar… Es la ternura llevada a la máxima expresión, artísticamente hablando… Es alucinante.
    O sea, que el verdadero espectáculo es el que ven los mayores.

  • Sacra Leal

    Gracias, Sam, por corroborar lo que yo siempre he pensado: que las pequeñas cosas cotidianas pueden ser mágicas. Un abrazo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *