24 marzo 2015 Consejos, Embarazo

sudar en el embarazo

La sudoración en el ser humano es un síntoma de que nuestro cuerpo va regulando la temperatura, de ahí que en verano sea más frecuente. Pero también es cierto que hay ciertas patologías o situaciones en nuestra vida en el que el sudor aumenta. El estrés, hábitos de vida inadecuados o alguna enfermedad, pueden aumentar la sudoración. Y entre todas ellas también nos encontramos con el embarazo.

Quizás notes que tu sudor, ahora que te encuentras en la recta final, se vuelve más abundante y de un olor más fuerte y desagradable. Como siempre, estos cambios que sufre tu organismo se deben a esos otros que se producen en tu interior y que van relacionados con el descontrol hormonal, entre otros. Retenemos más líquidos, el fluido sanguíneo aumenta y los vasos se dilatan. Situaciones perfectas para propiciar un exceso de sudoración.

En la mayoría de ocasiones este excesivo sudor no entraña ningún tipo de problema, ni para la madre ni para el hijo. De todos modos nunca está de más que lo comentes con tu ginecólogo. Algunos consejos te pueden ir estupendamente, al menos para evitar o paliar las molestias que nos produce.

  • Es necesario que te hidrates bien, y mucho más si notas que el sudor ha aumentado. Agua y zumos pueden ser perfectos para reponer lo que vamos perdiendo de líquidos.
  • Ten más cuidado con la higiene y dúchate varias veces al día si es necesario. Utiliza productos que no sean agresivos con tu piel.
  • Vigila la temperatura ambiente en la que te estás moviendo. En la calle no tenemos más remedio, pero en casa quizás tengamos la calefacción excesivamente alta. Piensa que no debe ser superior a 22 grados durante el día, y entre 18 y 20 por la noche.
  • Utiliza ropa amplia y de tejidos naturales. El algodón y el lino, por ejemplo, permiten una mejor transpiración, igual que cuando las prendas son anchas y no nos comprimen.
  • Si ves que ya te causa graves problemas, tanto en la piel como en tu mismo estado de ánimo, consulta con un dermatólogo, además de con tu ginecólogo, ellos sabrán determinar las causas y poner remedio antes de que se convierta en una verdadera condena.

Vía | Onmeda
Foto | Semanas de gestación

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *