15 marzo 2017 Otros

Bebé

Parece que fue ayer cuando estaba en el hospital, esperando a que el niño naciera. El tiempo pasa a la velocidad del viento, y el retoño ya tiene dos años. Que se dice pronto. Llegado este momento importante, hay que pensar acerca de la tremenda evolución que ha tenido desde que era un bebé de apenas un día hasta ahora. Ha aprendido, se ha divertido, ha jugado y, sobre todo, ha esbozado infinitas sonrisas en todo tipo de momentos. Incluso cuando estaba enfadado.

Con dos años ¿cuáles son las cosas más importantes que sabe hacer? Sobre todo, andar. Se mantiene de pie y no necesita ningún tipo de ayuda para ir de un lado hacia otro. Incluso se atreve a subir y bajar escaleras sin apenas apoyarse en ningún lado. También sigue articulando sus propias palabras, aunque muchas apenas se entienden. Eso sí, realiza progresos todos los días.

Por último, y se trata de un detalle bastante curioso, recientemente ha aprendido a comer prácticamente solo. Coge la cuchara, la comida y se lleva todo a la boca. Incluso se limpia al final de la comida.

Aparte de todo lo que he comentado, podría decir que el niño, en general, ha ido progresando de manera satisfactoria y en todos los sentidos. Por supuesto, todavía queda bastante trabajo por hacer. Aunque esto forma parte de la responsabilidad de los propios padres, nosotros, quienes tendremos que enseñarle bastantes conceptos básicos que todavía le faltan.

Pensar en cómo ha progresado durante estos dos años es maravilloso, y a la vez sorprendente. Pero también provoca que nos hagamos una idea de lo que está por venir: mucho trabajo para que el niño siga creciendo. Trabajo necesario, por supuesto.

Foto | Pixabay – jelly

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *