4 noviembre 2015 Consejos, Otros, Padres y madres

Soy Padre: El transporte en el momento del parto

Aunque nuestro bebé ya tiene bastantes meses, no son pocas las ocasiones en las que me siento a pensar en el momento del parto. Sin duda, una experiencia única que se me ha quedado grabada en el cerebro. Existen muchas mujeres embarazadas que siempre han tenido una cuestión relacionada con este instante: ¿qué medio de transporte deben coger? La verdad es que nosotros mismos nos planteamos la cuestión en decenas de ocasiones. Y es que las respuestas no son claras.

Normalmente, lo que se hace es coger el coche particular e ir al hospital. Sin embargo, existen muchas parejas que no tienen esta posibilidad, por lo que se pueden ver incluso en peligro. Las malas lenguas dicen que los taxis no realizan este servicio en el caso de que alguno de los pasajeros esté a punto de dar la luz. Algo que no debemos creer al pie de la letra. Por otra parte, las ambulancias tampoco consideran un parto como de emergencia, por lo que la información se debe coger con pinzas. ¿Qué deberíamos hacer?

La posibilidad de la ambulancia la descartamos casi por completo. Al no ser un servicio caracterizado como de urgencia, serán los propios pacientes los que tendrán que abonar el coste correspondiente. Sí, el vehículo asistirá, aunque después pasará factura. Casos excepcionales son aquellos en los que exista algún tipo de problema. Por ejemplo, si la embarazada empieza a sangrar, el servicio se ofrece.

Nosotros, en el momento del parto, llamamos a un taxi con el fin de que hiciera el servicio. Aunque la gente dice que los taxistas se niegan a realizar el viaje por diferentes motivos, lo cierto es que en nuestro caso no hubo ningún problema. Podría calificar este rumor como de falso, sobre todo porque hay muchos casos de niños que han nacido en estos vehículos. Sí es necesario que mencione una noticia publicada en 2008 en la que se explica un suceso parecido. Está claro que los taxis se convierten en la opción ideal.

En cualquier caso, me ciño a nuestra experiencia personal. En el momento del parto, si no tenéis un medio de transporte propio, os recomiendo contratar un taxi para que os lleve al hospital. Será parecido a un transporte propio, pero de pago. Recordad guardar dinero para tenerlo todo preparado.

Foto | Torange

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *