18 octubre 2015 Padres y madres, Salud

Soy Padre: Simples resfriados

El frío está cada vez más presente en nuestras vidas. La llegada del otoño está provocando que tengamos que cambiar tanto nuestros hábitos como la ropa que llevamos encima. Conceptos que también afectan a los bebés. Con ellos debemos tener mucho más cuidado, ya que la salud que tienen es mucho más delicada durante los primeros años de vida. Ya sabéis que pueden coger un resfriado en cualquier momento.

En nuestro caso, el número de resfriados que ha cogido el niño se limita a uno especialmente breve, muy pequeño, que apenas nos costó molestias. Simplemente tenía un poquito de moco en la nariz, estornudos e incomodidad. Bastó una visita al pediatra para aclarar todo. Al principio nos habíamos asustado, aunque el remedio fue lo suficientemente simple como para no provocar dolores de cabeza.

La verdad es que en su momento pensamos que estábamos ante algo grave. Alarmismo, más que nada, ya que el resfriado no pasaba de esa palabra, con algunos estornudos que se solucionaron con un jarabe. Aunque en nuestro caso la solución fue bastante sencilla, hay que tener en cuenta que existen resfriados más fuertes que necesitan tratamientos más duros. Eso sí, nosotros fuimos al pediatra un día después de detectar los síntomas, por lo que recomiendo que hagáis lo mismo con el fin de que la dolencia no vaya evolucionando.

En otoño e invierno, los resfriados en bebés son bastante más comunes de lo que parece. El frío es más intenso, a lo que hay que añadir que existen cambios de temperaturas que no sientan bien al cuerpo. Os recomiendo que tengáis a vuestro niño en zonas calientes en las que el frío y el aire no lleguen. Tampoco debe faltar la ropa de abrigo y las mantas. Así evitaréis mayores problemas. Nuestro caso personal fue sencillo de solucionar, aunque no quiero decir que a vosotros os suceda lo mismo.

Por otra parte, mencionar que la visita al pediatra no se debe limitar a los resfriados. Si encontráis algún síntoma en el niño, os recomiendo que acudáis a vuestro centro de salud lo antes posible. No solo evitaréis que la posible enfermedad vaya a más. El tratamiento se pondrá en marcha en poco tiempo, eliminando nuevos daños.

Foto | Torange

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *