13 septiembre 2015 Consejos, Padres y madres, Salud

Soy Padre: Resfriado

La llegada del mal temporal (estamos todavía en verano, pero el próximo otoño ya se está haciendo sentir) está provocando más de un problema. En mi ambiente ya hemos podido notar los resultados en los niños que tenemos cerca. Los resfriados se han convertido en algo común. La enfermedad viene por parte del viento y el poco frío que existe. Os recomiendo que tengáis cuidado.

No han sido pocos los padres que han tenido que acudir a Urgencias por el resfriado de sus niños. Incluyendo algunas fiebres que, si bien no han sido graves, han provocado dolores de cabeza. Teniendo en cuenta que existen casos cercanos, voy a daros las recomendaciones generales que han proporcionado los propios médicos y que podrían resultar útiles.

Por lo general, los resfriados que tienen lugar están acompañados de malestar, dolores de cabeza, tos, mocos y una fiebre ligeramente alta (38 grados, aproximadamente). Sin llegar a extremos. El suministro de medicamentos es buena idea siempre que esté prescrito por algún médico. La mayoría de profesionales están recomendando ligeras dosis de Apiretal aunque, repito, fijaos siempre de que tengáis permiso de vuestro médico. Es evidente que el niño también necesitará ropa de abrigo y mucho, mucho cariño.

Existen ocasiones en las que los resfriados no se curan. Los medicamentos no hacen nada, ni bajan la fiebre ni calman los dolores. En esos momentos se decide ingresarlo en un hospital, en el que se le proporcionarán diversos cuidados médicos. Es mejor no llegar a esto. Imprescindible ir a Urgencias o visitar al pediatra en el caso de tener problemas.

Por nuestra parte, ya estamos tomando todas las medidas necesarias para evitar los resfriados: abrigar bien al niño, alimentarlo y, por supuesto, intentar que las conocidas “bacterias” no le lleguen. Si tuviéramos el caso, está claro que ya sabemos lo que hacer para curar la enfermedad. De hecho, en ocasiones estas dolencias son difíciles de evitar. Si notáis que vuestro niño está raro o incubando algo, poneos en marcha.

Por último, mencionar que los resfriados son algo más o menos común en temporadas de frío. No dudéis en llevar a vuestro bebé al pediatra en el caso de que sufra algún tipo de dolencia. Espero que estas recomendaciones puedan ayudaros. No olvidéis la opinión de vuestro médico.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *