9 septiembre 2015 Otros, Padres y madres

Soy Padre: Medidas ante la inminente llegada del otoño

El otoño está a la vuelta de la esquina, por lo que todos los miembros de la familia nos estamos preparando con un único fin: no pasar frío. Estamos obteniendo y comprando todos aquellos productos que vayamos a necesitar durante la temporada. Una carrera que parece no tener fin. El tiempo corre en nuestra contra.

En esta ocasión tenemos un nuevo miembro en la familia, el bebé afrontará su primer otoño con bastante fuerza aunque, claro, también necesita algunos objetos como comida caliente, ropa y un montón de juguetes para divertirse en los días de lluvia. ¿Qué debemos comprar en la antesala de esta nueva temporada? La respuesta es bastante sencilla.

En primer lugar, lo esencial: la comida. Está comiendo leche en polvo y pequeños alimentos que empiezan a ser sólidos y un poco masticables. Estos están convenientemente preparados para disolverse en el líquido en el que sean depositados. Por supuesto, se servirán a una temperatura cálida, teniendo en cuenta que pronto empezará a hacer frío. No puedo olvidar mencionar que la comida es cada vez más sólida. Evidentemente hay que adecuarse a las capacidades que vaya desarrollando, aunque no le dice que no a alimentos como la fruta. Elementos que ya ha demostrado que le gustan. Eso sí, siempre con cuidado.

Por otra parte, está la ropa. En este aspecto no hay muchos cambios respecto de las personas adultas: prendas de abrigo que calienten el cuerpo. A su disposición ya están camisetas, camisas, pantalones, calcetines, calzado y varios abrigos rellenos de material que, sin duda, guardan el calor. En este aspecto existe una excepción respecto de los adultos: los bebés suelen llevar una prenda más. Hay varios motivos: le darán más calor y le protegerán más. Ideales para no tener problemas adicionales.

Recordar juguetes, los cuales está empezando a usar cada vez más con el fin de divertirse en todo momento. Las carcajadas que emite son dignas de mención. La pregunta que muchos nos hacemos es ¿qué juguetes son ideales? Básicamente, los que les gusten. A nuestro niño le colman de curiosidad todos aquellos objetos que se mueven, emiten sonidos o imágenes. Lo que hacemos en nuestro caso es centrarnos en peluches y sonajeros. Le divierten mucho y además no son peligrosos. Por supuesto, hay objetos de este tipo adaptados. Tened cuidado.

Mencionar un aspecto más. El niño saldrá a la calle de vez en cuando, por lo que siempre habrá un cierto riesgo de que llueva o haga frío. En esos casos no hay problema, ya que en el carro siempre llevamos un plástico que le protege del frío y de la lluvia. No faltarán las prendas de más para que no note el aire. De todas formas, próximamente os daré algunas recomendaciones al respecto.

Parece que nuestro niño ya está completamente preparado para afrontar el otoño y el invierno. Va a estar abrigado en todo momento, va a comer bien y, cuando quiera, se va a divertir como nunca. Aunque la verdad es que esto último ya lo está haciendo. Y vosotros ¿qué pensáis? ¿ya lo tenéis todo preparado?

Foto | Pixabay – PublicDomainPictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *