24 junio 2015 Otros, Padres y madres

Soy Padre: Si llora, quizá es porque quiere dormir

Cuando el niño llora todas las alarmas saltan. El bebé todavía no posee un lenguaje en condiciones para decirnos sus necesidades, por lo que hay que echar mano de trucos y “engaños” con el fin de conocer qué es lo que le pasa. Nosotros, en más de una ocasión, nos hemos preguntado qué le sucedía al niño. Afortunadamente la experiencia nos ayuda en muchas ocasiones. Y en poco tiempo.

Una de las actitudes más curiosas es cuando el niño quiere dormir. No siempre llevará a cabo los mismos movimientos. En ocasiones bostezará, indicando sueño. Otras se llevará las manos a los ojos. Y otras, por supuesto, llorará. Resulta llamativo porque lo hace debido a que no sabe cómo dormirse (aunque al final lo consigue).

Llegados a este momento hay que conocer muy bien los hábitos del bebé. En nuestro caso, suele dormir por la mañana, por el mediodía, después de comer y, finalmente, por la tarde. La noche también es uno de sus momentos preferidos (algo evidente). Solo hace falta conocer un poco los horarios para darnos cuenta de que, en ciertos momentos, cuando llora, lo hace por el sueño.

No podemos dar unas recomendaciones exactas para conocer de antemano la situación. Simplemente es saber los horarios que tiene el niño y los movimientos que hace en cada situación.

Muchas veces también sabemos que quiere echarse una siesta debido a que parece apagado, como si no tuviera energía. No os preocupéis si vuestro bebé duerme mucho. Es habitual verle descansando durante más de 15 horas diarias. Y si está en un buen ambiente, acogedor y tranquilo, la cantidad de horas de sueño os parecerán impresionantes. Así pueden prepararse para empezar a hablar y andar.

Foto | Pixabay – TaniaVdB

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *