24 mayo 2015 Consejos, Padres y madres, Recién Nacido

Soy Padre: Cuidado con el cuello del bebé

Sobre todo si sois padres primerizos, hay que tener en cuenta algunos detalles muy importantes para cuando nazca el bebé. Se tratan de seres muy delicados que durante los primeros meses de vida necesitan ser cuidados como si fueran de cristal. No es para menos, ya que estarán indefensos ante los peligros que les rodean. Y ahí es dónde nosotros debemos entrar en acción.

La primera vez que cogí a mi niño me advirtieron de una cosa extremadamente importante: creía que el cuerpo de los bebés era más o menos como el nuestro. Craso error. Cuando nacen algunas de sus partes son extremadamente delicadas. Mucho más de lo que podríamos imaginar. Especialmente el cuello. Esta parte se mueve con especial soltura. Pero en el caso de que lo haga de manera extrema podría dar lugar a diferentes problemas.

La recomendación que me dieron en su día fue bastante clara: “Ten cuidado con el cuello, si se le mueve mucho puede romperse“. En un primer momento me llevé un susto muy grande. Creía que cualquier cosa podía desembocar en un desenlace fatal. Sin embargo, pronto aprendí cómo tenía que coger al bebé: con los brazos, haciendo que la cabeza repose en la parte intermedia de los mismos.

Es evidente que hay muchas formas de coger al niño, aunque esa es la más segura (y la única que utilizaba yo, por cierto). Conforme vayan avanzando las semanas el cuello se hará más estable y podremos empezar a mover al bebé de manera más rápida. Excelente oportunidad para que los padre primerizos vayan cogiendo experiencia.

Es muy importante que tengáis en cuenta este consejo, incluso antes de que llegue el nacimiento. Así estaréis completamente preparados cuando llegue el momento.

Foto | Pixabay – PublicDomainPictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *