10 junio 2015 Consejos, Nutrición, Padres y madres

Soy Padre: Cuidado con los grumos

Los grumos son un problema al que me tengo que enfrentar diariamente. Fijáos en los biberones que se preparan todos los días (varias veces, claro). Al mover el mismo para que el polvo se deshaga en el agua es muy común observar la aparición de pequeños trozos sólidos bastante curiosos. Algo que se provoca sobre todo cuando incluimos papilla o cereales.

Generalmente la aparición de grumos se hace realidad cuando batimos mal el contenido que hay en el interior del biberón. Si queremos hacerlo bien será necesario mover el recipiente hacia arriba y hacia abajo de forma enérgica, favoreciendo el movimiento para que todo se bata bien. Por supuesto, es recomendable mirar el interior del biberón antes de dárselo al bebé para comprobar que no habrá problemas.

Es evidente que los grumos son peligrosos. En primer lugar, pueden quedarse estancados en el biberón del bebé, evitando que pueda alimentarse correctamente. Por otra parte, en el caso de que llegue a la garganta del mismo podría provocar un pequeño atragantamiento que, de no atenderse, llegaría a ser mortal. Parece que hay que tener mucho cuidado con este tipo de aspectos.

Mencionar que en el mercado existen batidoras especialmente preparadas para biberones que os facilitarán la labor de eliminar grumos. Según mi experiencia personal, bastará con mover el biberón de manera fuerte y rápida para acabar con ellos. Repito que debéis prestar mucha atención al hecho de que la comida esté completamente líquida. En el caso contrario podríais enfrentaros a un problema bastante grave. Mejor evitar elementos sólidos.

Vía | Caleidoscopio Kids
Foto | FlickR – Christian Córdova

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *