12 julio 2015 Consejos, Embarazo, Padres y madres

Soy Padre: Cómo llevamos a cabo el test de embarazo

Mucho antes de tener a nuestro niño, tuvimos que enfrentarnos a los conocidos tests de embarazo. Si, tal y como estáis leyendo, yo mismo tuve que aprender cómo funcionaban estos accesorios. Las pruebas de embarazo son pequeñas tiras que, gracias a una muestra, dicen en pocos minutos si existe embarazo o no. Yo también era un chico perdido, por lo que voy a intentar echaros una mano al respecto.

Los tests de embarazo se centran en la detección de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG, por sus siglas), la cual hace acto de presencia en la orina desde el principio del embarazo. Así, arrojará diferentes tipos de resultados, según esté presente o no. Por supuesto, si la prueba no se hace bien, el resultado arrojado será también falso.

Una vez que el óvulo es fecundado y se implanta en el útero, la hormona que he mencionado comienza a segregarse. Normalmente, se la puede empezar a detectar siete días después de la fecundación, aunque hay excepciones.

Antes de nada es necesario que compremos el test de embarazo. Nosotros nos fuimos a una farmacia y lo adquirimos, aunque hay que tener en cuenta que llevamos a cabo varias pruebas con el fin de asegurarnos. Es muy recomendable no abrir el producto hasta el momento justo. De hecho, tanto la prueba como la muestra de orina deben estar a una temperatura de entre 15 y 30 grados.

Los pasos que seguimos fueron los siguientes:

  1. Sacamos la tira del envase.
  2. Depositamos la orina en la parte indicada, con cuidado de no sobrepasar los límites establecidos.
  3. Pusimos el envase en una superficie plana y sólida.
  4. Cinco minutos después, miramos los resultados.

En cuanto a la interpretación de los resultados, los pasos a seguir pueden variar. En cualquier caso, hay que fijarse en las líneas existentes. En nuestro caso, había dos zonas, la de control y la de test. Si las dos se ponían de color, se confirmaba el embarazo. Muy recomendable que miréis las instrucciones de la prueba, ya que hay casos en los que la forma de mostrar los resultados difiere bastante.

Por último, mencionar que, al menos en mi opinión, es aconsejable realizar una última prueba de embarazo en el centro de salud (Si el aparato es de mala calidad, es posible que falle). De esta manera no solo confirmaréis la situación, sino que también podréis ir preparando toda la documentación necesaria para los próximos nueve meses.

Vía | Parenting
Foto | FlickR – Daniel Lobo

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Tests de embarazos defectuosos fabricados en China 5 julio 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *