24 febrero 2016 Otros, Padres y madres

Soy Padre: Cómo inscribimos al niño en el Registro Civil

La situación ya era comentada por mi pareja antes de que niño naciera: pocos días después del nacimiento era necesario inscribir al retoño en el Registro Civil. Ya sabéis que el hecho de que venga una nueva vida al mundo también significa una serie de trámites legales. Y a mí, que apenas me gusta estar de papeleo, me entró en el miedo en el cuerpo. Había que esperar colas y era imprescindible rellenar documentos que no suelo entender mucho. Al final, todo fue más sencillo de lo que parecía.

El aviso nos llegaba desde el hospital en el mismo momento en que entregaban toda la documentación: disponíamos de una semana para acudir al Registro Civil con el fin de inscribir al pequeño. Era (y es) un trámite obligatorio, por lo que no podíamos evitar ir. El trámite es extremadamente sencillo, así que no deberíais tener problemas. Eso sí, debéis ajustaros a vuestra situación legal en el momento del nacimiento del bebé. La documentación a proporcionar podría cambiar.

La visita al Registro Civil

Soy Padre: Cómo inscribimos al niño en el Registro Civil

Antes de nada, era imprescindible preparar la documentación: bastaba con los papeles que nos habían entregado en el hospital (sí, esos en los que se especifica la huella dactilar del bebé) y el DNI de los padres. En este aspecto repito que la cantidad de papeles a proporcionar varía levemente. En el caso de que haya un matrimonio de por medio, por ejemplo, es necesario presentar el libro de familia. Si tenéis dudas al respecto podéis llamar para quedar todo claro. Aclarar que a nosotros, al menos, no tuvimos que pedir cita previa.

En nuestra ciudad, el Registro Civil se ubica en el mismo edificio en el que están situados los Juzgados, por lo que debimos acudir al mismo. En la ventanilla correspondiente preguntamos sobre cómo debíamos hacer el trámite, a lo que nos entregaron varios documentos que debíamos rellenar con nuestros datos personales: nombre, apellidos y dirección del padre y madre, datos sobre la situación civil e información sobre el recién nacido, entre otros. Solo hace falta completarlos con exactitud (tened cuidado, se trata de un documento legal).

Mencionar que en nuestro caso no teníamos mucha idea de lo que nos estaban preguntando en determinados campos, por lo que nos vimos obligados a pedir ayuda a la persona que nos atendía. Mencionar que no es el único caso que hemos visto. De hecho, hemos tenido problemas de comprensión en muchos documentos de este tipo. Si necesitáis ayuda, pedidla. Deberían echaros una mano.

Un Libro de Familia de regalo

Soy Padre: Cómo inscribimos al niño en el Registro Civil

Tras presentar toda la documentación (cosa que hicimos en el mismo momento), la persona que nos atendía procedía a registrar todos los datos en el ordenador, preguntándonos acerca de si eran correctos y rellenando, a mano, el conocido Libro de Familia. En este documento, parecido a un pasaporte, se detallan todos los datos del padre, la madre y el propio niño. Incluyendo la fecha y lugar de nacimiento.

El Libro de Familia nos fue entregado, también, en el momento, por lo que procedimos a guardarlo como oro en bruto. No en vano, es necesario para realizar algunos trámites.

Ahora también se puede hacer en el hospital

Soy Padre: Cómo inscribimos al niño en el Registro Civil

Mencionar un detalle muy importante que cambia el trámite por completo: ahora, la inscripción en el Registro Civil la pueden realizar los propios hospitales, lo que significa que no estaréis obligados acudir a la oficina correspondiente. Es solo una posibilidad que no sustituye al sistema tradicional, vosotros podéis elegir. Eso sí, no tenemos confirmado que todos los centros médicos de España tengan habilitada la medida (en su día se afirmaba que la integración era obligatoria para todos los centros). En todo caso, os informarán en su debido momento.

La inscripción del bebé en el Registro Civil fue solo un trámite más. Había nervios iniciales porque pensábamos que íbamos a hacerlo mal, aunque todo salió como la seda. No tengáis miedo de ir a hacerlo. Eso sí, respetad los plazos que os indiquen en el hospital.

Vía | Ministerio de Justicia
Fotos | Pixabay – cherylholt | Wikimedia Commons – Vojta N | Wikimedia Commons – Evan-Amos | FlickR – Harald Groven

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *