18 abril 2009 Compras, Padres y madres

Modelo Chocotelegram caja cerrada
El primer domingo de mayo está cerca y conviene ir pensando en el regalo para mamá. Si es golosa seguro que le encanta recibir un telegrama de chocolate. Chocotelegram ofrece la posibilidad de enviar u ofrecer personalmente, un mensaje de manera muy original y absolutamente personalizado.

El telegrama puede enviarse en una caja de cartón cerrada, abierta o en una de madera. Puedes poner el mensaje que desees hasta un máximo de 60 caracteres. Las letras o símbolos del mensaje son onzas de chocolate con leche y las que forman los espacios, onzas de chocolate blanco. En ambos casos emplean chocolate belga.

La empresa nace en Holanda hace 10 años y se ha expandido rápidamente por gran parte de Europa y Norte América. El éxito es la combinación de la sorpresa con la dulzura del chocolate. Los envíos se realizan a toda España durante todo el año, exceptuando las Islas Canarias y Baleares en verano porque no pueden garantizar que el producto llegue correctamente. De momento, sólo está disponible en la tienda on-line.

Hay dos opciones, puedes elegir un mensaje estándar de los que proponen, escoges el tema, el mensaje concreto y el tipo de envase. Si prefieres que sea más personal, eliges el envase que más te guste y después escribes el mensaje utilizando los caracteres disponibles. El telegrama se envía siempre el día laborable anterior a la fecha de entrega y debe realizarse con tres días de antelación. Tiene que haber alguien para recogerlo en el domicilio de destino.

El precio de los telegramas depende de su longitud y el envase escogido. Varía entre los 10,45 euros de un mensaje estándar de 8 cuadrados en caja de cartón cerrada, hasta los 43,95 euros de un mensaje personalizado de 60 cuadrados en caja de madera grande.

Échale imaginación, añade un gran beso y seguro que aciertas con el regalo para mamá.

Más información | Chocotelegram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ideas para regalar a mamá en el último minuto (parte I) 28 abril 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *