27 marzo 2017 Salud

Un problema frecuente que tiene solucion

Existe la posibilidad de resolver la incontinencia urinaria que se genera en la etapa del posparto y otros inconvenientes del suelo pélvico. Hoy nos referiremos a un tema muy frecuente en las mujeres que dieron a luz recientemente.

La gestación y el parto son etapas de la vida de la mujer muy importantes, además de todos los cambios que sufrirá el organismos en lo que al plano físico se refiere también existirán cambios emocionales. Muchas de las dudas que aparecen en esta etapa de la vida pueden ser respondidas en una consulta médica.

Al llegar al final del embarazo algunas mujeres tienen leves pérdidas de orina, especialmente cuando estornudan o tosen, lo mismo sucede en la etapa del posparto. Este pequeño inconveniente se suma a otras complicaciones como el dolor al comenzar a tener relaciones sexuales o la sensación de molestia o pesadez en la región genital (generada por el descenso de los órganos pélvicos o al prolapso).

En la mayoría de los casos se trata de un problema transitorio que se resolverán en muy poco tiempo.

Durante el embarazo el útero crece junto con el crecimiento del bebé y la placenta, en esta etapa se puede tener una mayor presión en los músculos que cierran la pelvis por la parte inferior, o sea, en el suelo pélvico. Sin importar el tipo de parto la musculatura perineal podrá verse debilitada, provocando una incontinencia urinaria en el posparto.

Los músculos de la zona no tienen la misma capacidad de respuesta si en el parto natural se usaron instrumental como fórceps, ventosa, etc y tampoco sufrirán de la misma manera si tuvieron la misma presión durante los pujos. El incremento en la presión como en el momento del parto pueden generar que los músculos se vean debilitados y se provoque una distensión en los músculos perineales evitando desempeñar la función de sostén.

También se podrá ver perjudicada la función de continencia, los músculos del suelo pélvico tienen una fallo en las estructuras por eso se generan leves escapes de orina, incontinencia fecal o problemas para contener los gases.

Cómo mejorar la incontinencia urinario en el posparto

En la mayoría de los casos se trata de un problema transitorio que se resolverán en muy poco tiempo, cuando los músculos, las estructuras pélvicas y los nervios se hayan recuperado.

Solo en muy pocos casos se podrá complicar con otras patologías asociadas, por esa razón será necesario prestar atención al suelo pélvica y realizar una reeducación en la parte abdominal pélvica, un punto clave para poder recuperarse de forma óptima y volver totalmente a la normalidad.

Cuando se atraviesa el posparto el cuerpo sufre un nuevo cambio, ya no un cambio progresivo como se vio en el embarazo, sino un cambio súbito que ocurre después del parto. Por eso es importante contar con el asesoramiento de los profesionales en esa etapa de la vida.

Estos profesionales serán de mucha ayuda para poder valorar el suelo pélvico después del parto. Se tendrán que recuperar de todas las funciones que el suelo pélvico realizaban todos los días sin que se fuera consciente.

Vía | Mi pediatra online
Foto | Pixabay – Kelplode

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *