26 septiembre 2016 Noticias

cursillos para solteros japoneses

A lo largo de los últimos años se ha comprobado como el índice de natalidad en Japón ha descendido de forma alarmante. Tanto es así que las cifras ya hablan de un 27,3 por ciento de mayores de 65 años del total de la población nipona. Y según las previsiones, si se sigue a este ritmo, dentro de unos 50 años la mitad de los habitantes de Japón serán mayores de 60 años.

Al parecer las mujeres niponas han decidido convertirse en seres más libres y con menos obligaciones familiares, por lo que el matrimonio, y mucho menos tener hijos, entra entre sus expectativas de futuro. Esta decisión ha alarmado tanto al sistema político de este país que han decidido buscar medidas con las que frenar este alarmante descenso en los nacimientos. ¿Cómo?: involucrando a los futuros papás a que participen de las tareas que, por tradición, son encargadas a las mamás.

La idea ha sido lanzada por el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, que ha animado a los hombres de su país a enseñarse a realizar las tareas del hogar, así como el cuidado de los hijos, del mismo modo que lo hacen las mujeres. Para ello ha creado el Ikumen Project, una campaña que, a su vez, está inspirada en otra y cuya pretensión en ayudar a los hombres solteros a encontrar su pareja.

Estos dos proyectos han unido fuerzas con el propósito de que los solteros se conviertan en candidatos bien preparados para encontrar a la mujer ideal, ya que ellas, afortunadamente, se han vuelto más exigentes y piden a sus futuros maridos más colaboración en el desarrollo de las tareas que corresponden a ambos.

Estos cursillos se centran, especialmente, en el cuidado del bebé: darle de comer, bañarle, ayudarle a dormir…; pero también ayudarles a entender la carga que debe soportar una embarazada a lo largo de los 9 meses. Para que se hagan una ligera idea, les colocan un chaleco que lleva un peso de unos 7 kilos.

Otro de los puntos fundamentales en los que se centran estos cursillos es la comunicación con la pareja. Saber qué les preocupa, qué necesitan o cuáles son sus límites, es vital para que la vida conyugal sea más fluida.

Vía | La Sexta
Foto | Yomu

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *