4 diciembre 2009 Noticias, Salud

Sólo uno o dos de cada diez casos de maltrato infantil se detectan
Después de vivir el enjuiciamiento popular del chico canario de 25 años que fue encerrado por supuestos malos tratos a la hija de su compañera sentimental (luego se ha demostrado que era inocente), nos encontramos con la noticia que dice que sólo uno ó dos de cada 10 casos de malos tratos infantiles se detectan. Y para ser justos, otros se presuponen sin fundamento.

Parece ser que el silencio de las propias víctimas es uno de los frenos con los que se encuentran las autoridades para detectar estos abusos de autoridad con los menores. Asimismo, la formación adecuada de los profesionales sanitarios es fundamental para un correcto diagnóstico de estos casos.

En este sentido, la titular del Ministerio de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez explicaba ante los medios que si bien los protocolos existentes en estos casos son correctos, hay que extremar las precauciones a la hora de ponerlos en práctica.

Según revela el diario El Mundo, teniendo en cuenta los pocos casos que se detectan y la realidad social, es hora de trabajar en la prevención de estos malos tratos y proporcionar recursos a las víctimas y a sus familiares para que puedan seguir adelante.

Y es que los casos tan atroces que muchas veces trascienden a los medios de comunicación no son los más frecuentes. Hay que ser conscientes de que, en la mayoría de los casos, los maltratadores o abusadores sexuales de los niños provienen del propio entorno familiar o más cercano de la familia de la víctima, y ese es uno de los áreas en los que hay que trabajar.

En palabras de Javier Urra, psicólogo forense del Tribunal Superior de Justicia y de los Juzgados de Menores de Madrid: “De todos los tipos de malos tratos infantiles existentes en España, la negligencia por falta de cuidados es el más frecuente“.

Vía | El Mundo
Foto | Viento del Sur

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *