7 agosto 2017 Padres y madres, Recién Nacido

inscribir con el apellido materno

Dicen que “las tradiciones hacen leyes” y parece ser que es más cierto de lo que parece. Por una cuestión de tradición, o de esas leyes arcaicas, creadas por los hombres, el momento de inscribir a un recién nacido en el Registro Civil de nuestro país tenía un claro tono masculino, ya que el primer apellido debía ser, salvo en casos excepcionales, el del padre, dejando que el de la madre ocupara el segundo lugar.

Con el paso del tiempo, la apertura de las mentes y la flexibilidad en las leyes, se ha podido conseguir crear una nueva reforma legislativa para que sea indiferente el orden de los apellidos de los progenitores, teniendo la misma opción la madre como el padre. Esta nueva ley salió en vigor el pasado mes de julio, sin embargo, y para asombro de todos, de los 35.573 nacimientos que se produjeron en España a lo largo del mes de julio, solamente 193 optaron por poner el apellido de la madre en primer lugar. Lo que supone un 0,5 por ciento del total.

El apellido paterno en primer lugar sigue siendo el elegido

Parece que la hegemonía, en cuestión de apellidos, sigue imperando a pesar de la nueva ley. Según los datos que maneja el Ministerio de Justicia, las reclamaciones por poder optar por el apellido de la madre en primer lugar, eran mucho más numerosas antes de que la ley se aprobara. De hecho parece que, ahora que resulta legal y que ya no existe ningún debate, la mayoría de padres deciden por optar por la opción tradicional, lo que resulta especialmente curioso.

Esta ley tuvo su germen en 1999. Por entonces se hizo una reforma parcial ya que debían estar los dos padres de acuerdo para que pudiese anteponerse el apellido de la madre al del padre. Entre 2001 y 2016, 22.671 bebés fueron inscritos con el primer apellido de la madre. Año a año iba incrementándose la cifra ya que en 2001 sólo fueron 27 bebés; mientras que en 2011 se llegaron a los 2.337.

Familia con bebé

La Comunidad con más inscritos: Cataluña; la que menos: Melilla

En todas las Comunidades Autónomas españolas sigue prevaleciendo el apellido paterno en primer lugar para los recién nacidos. Sin embargo, y según los datos del Ministerio, de los 193 bebés inscritos con el primer apellido de la mamá, nos encontramos con las siguientes cifras:

En los primeros lugares nos encontramos con Cataluña con 84 bebés; seguida de el País Vasco con 51 bebés y en tercer lugar, Madrid con 39 bebés. En los últimos puestos tenemos a Melilla, que no registro a ningún bebé con el apellido materno; y varias comunidades donde solo se registran a 1 bebé en cada una de ellas: Ceuta, La Rioja, Navarra y Cantabria.

Vía | La Sexta
Fotos | Pixabay – Jarmoluk y Pixabay – Public Domain Pictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *