14 marzo 2010 Desarrollo, Libros, Noticias, Padres y madres

Slow parenting, la nueva tendencia educativa
Algo está cambiando en la forma en que los padres actuales entienden la paternidad, comparados con los de los últimos 20 años. Parece que nos estamos relajando y los niños de hoy no están tan saturados de actividades extraescolares, tienen un poco más de libertad y están ganando tiempo para estar en familia y jugar. Además ya no están tan protegidos. Esta nueva tendencia ya tiene nombre, el Slow parenting (paternidad tranquila), y parece que surge por el bajo éxito de los métodos anteriores y sobre todo por la crisis.

Se calcula que un tercio de los padre estadounidenses han tenido que quitar a sus pequeños de las clases extraescolares por motivos económicos. Ya no hay tantos bebés en clases de música o idiomas. Al parecer la sobreestimulación de los pequeños y las continuas alabanzas que recibían para mejorar su autoestima consiguen un efecto contrario, los niños huyen de las cosas que pueden llevarles al fracaso y no están preparados para afrontarlo.

El éxito, como ocurre casi siempre, está en un término medio en el que el niño está protegido, estimulado y apoyado pero en su justa medida. Los pequeños necesitan tiempo para jugar, algo que parece que se refleja en sus capacidades en la vida adulta. Si se lo hemos dado todo hecho y no han pasado por las etapas propias de cada edad después mostrarán carencias en la resolución de problemas, entre otros.

El slow parenting tiene un manual de cabecera, “Nurture Shock”, un libro escrito por Ashley Merryman, quien afirma que a la luz de los nuevos descubrimientos científicos, las técnicas de paternidad de las últimas décadas son erróneas. Merryman afirma que, “No estoy preocupada por un fracaso de la sociedad en su conjunto”, dijo. Pero sí es cierto que las consecuencias de la sobreprotección paterna van a empezar a aparecer en algunos niños de hoy cuando lleguen a la edad adulta.

El mercado editorial en Estados Unidos se está llenando de libros sobre esta nueva tendencia e incluso se ofrecen seminarios a domicilio, en que los “expertos” reorganizan la vida familiar, indican las actividades que pueden hacer los niños y como ganar tiempo para el juego y para disfrutar todos juntos. No tardarán mucho en llegar a nuestras librerías, seguro.

Vía | El Mundo
Foto | Cosa

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *