21 junio 2012 Desarrollo, Noticias

Prevencion con la comida
Los síntomas a detectar en los niños algo más mayores para la celiaquía suelen ser más genéricos que en los bebés. Mientras que en los primeros las diarreas crónicas o las pérdidas de peso son clarificadoras al respecto, en los bebés son menos frecuentes.

En los más pequeños, una leve diarrea, náuseas, vómitos o incluso cierta tristeza son los que aparecen para intentar detectarlo, pudiendo dar lugar a padecer desnutrición, falta de hierro y desarrollar de peor manera su musculatura y su estatura.

Al esperar el diagnóstico al respecto, pueden aparecer otras señales como hematomas o pérdida de cabello. Diversos especialistas proponen seguir una especie de guía estándar en la pediatría para la pronta detección de la celiaquía. Esto supone poder facilitar una apreciación más rápida para poder evitar determinados efectos que se pueden producir a posteriori si se retrasa demasiado dicho diagnóstico.

Y por supuesto, la dieta para combatirlo debe ser seguida con exactitud. Evitar problemas de índole más considerable en el futuro del niño forma parte de esta dieta. No es cualquier cosa. La dieta libre de gluten debe ser tomada muy en serio.

El gluten aparece en alimentos con harina de trigo, centeno, cebada, avena y todos sus derivados. También contienen gluten pan, carnes tratadas, caldos y sopas concentradas, sucedáneos de tocino, alimentos empanados, aderezos, harina para espesar, hostias de la comunión y sucedáneos de mariscos. Pero no aparece ni en el maíz ni en el arroz.

Se debe tener mucho cuidado con los alimentos sin gluten manipulados con otros con gluten, ya que el riesgo de contaminación existe. Y tener muy claros los ingredientes de los alimentos. No nos fiamos de los que aparecen sin etiqueta que no nos pueden aportar este dato.

Como conclusión diremos que es una enfermedad delicada pero que se puede controlar y hasta evitar. La leche materna puede producir ese fruto y una dieta adecuada posteriormente controlarlo en caso de aparición de la celiaquía. Tengamos en cuenta los consejos de los profesionales a la hora de plantearnos todo esto. Es por el bien de nuestro hijo.

Vía | consumer.es
Foto | sxc-pkavitha1

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *