9 noviembre 2009 Juegos y juguetes, Noticias, Ocio

simulando a ser mama

El mundo de la tecnología avanza a pasos de gigante y mucho más en el mundo de los videojuegos en los que, cada día, estamos observando como todos lo aspectos de la vida cotidiana están siendo tratados de un modo que, casi roza la auténtica realidad. Tanto es así que, además de llevar un control exhaustivo sobre los impactos visuales que reciben nuestros niños del mundo de la televisión, por ejemplo, también debemos llevar especial cuidado con el tipo de juguetes que caen en sus manos.

Pero no es este el caso que hoy nos ocupa. Afortunadamente para hablar sobre juegos, consolas y demás entretenimientos impactantes, están nuestros compañeros expertos de ‘Ludoqia’ que se encargan de informarnos puntualmente. Lo que más nos ha llamado la atención de este juego-simulador es que se dedique, al parecer de forma muy similar a la de la propia vida, a la crianza y cuidado de un bebé. Algo que nos lleva a plantearnos si la tarea de ser madre puede convertirse, de forma tan sencilla, en un juego.

El juego se llama “Baby and me” y los padres virtuales deben cubrir todas las necesidades del pequeño de la casa. Darle de comer, bañarle, sacarlo a pasear, etcétera. Es durante el periodo de un año cuando el juego te permite demostrar si eres o has sido una buena madre, el único objetivo es que tu bebé crezca completamente sano y feliz.

El bebé virtual, que ya vemos que necesita de unos cuidados mucho más allá de un muñeco al uso, empieza a reír o llorar al tiempo que se le introduce el mando de la videoconsola y, a partir de ahí, empieza a ‘vivir’ una supuesta existencia muy parecida a un bebé real. Pero no sólo hay que cubrirle sus necesidades básicas, también debemos enseñarle a hablar, entre otras muchas cosas. El juego todavía no ha llegado a España aunque para el próximo mes empezará a distribuirse en Australia.

Y aquí, como siempre, hay opiniones para todos. ¿Se trata de un juego apto para niños?, ¿no es cargarles con demasiada responsabilidad? o, quizás, de este modo ¿se puede estar banalizando y quitándole importancia a la importante y difícil tarea de la crianza y educación de un bebé?… También habrán de los que piensen que, así, toman contacto con la realidad del día a día con un menor. Eso sí, siempre con la ventaja de desenchufarlo cuando no nos convenga.

Vía | El Bebé

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *