8 julio 2010 Consejos, Seguridad

Las sillas de seguridad no deben usarse fuera del coche
Hace casi un año nos hacíamos eco de una investigación que afirmaba que los niños no deben dormir en casa en las sillas de seguridad del coche. La postura que toman en esas sillas puede disminuir el flujo de oxígeno, algo especialmente peligroso si el pequeño está resfriado. Aunque la falta de oxígeno era leve, podía causar problemas conductuales y un cociente intelectual más bajo.

Un nuevo estudio confirma que estos sistemas de retención infantil son sólo para el coche, en este caso por la seguridad física del niño. Según un estudio publicado en Pediatrics, unos 9.000 niños estadounidenses son atendidos cada año por lesiones provocadas por estas sillas fuera del vehículo.

Principalmente se han constatado lesiones en la cabeza y el cuello, casi todas a causa de caídas desde una mesa, un mostrador o un carrito de la compra. Los padres tienden a dejar el maxi-cosi a la altura de sus ojos, pero como creen que el bebé no se moverá no le ponen el arnés o cinturón. El niño se desliza y cae. Al llegar a casa los padres tendrían que poner al bebé en su cuna, el parque o el cochecito, pero no dejarles en el asiento del coche, que está diseñado para ser utilizado exclusivamente en el vehículo.

Como ya hemos hablado en varias ocasiones, la mayoría de los accidentes en bebés son causados por despistes de los cuidadores. En este caso la prevención es tan fácil como mentalizarnos de no poner nunca al niño en una superficie elevada.

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Tzu

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Cuidado con dejar los bebés en el coche y al sol 23 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *