14 septiembre 2012 Compras

Tres modelos seguros para iniciarse en las comidas junto a los adultos
Cuando nuestro pequeño pasa de la leche (ya sea artificial o materna) a la cuchara, tenemos que ir pensando en comprar una sillita o trona que cubra todas las necesidades del bebé en sus primeros pasos con las papillas. Habrá que pensar, como en todos los artículos para niños, en la seguridad y la comodidad pero también en la practicidad, en el espacio que ocupa y en la comodidad de la madre para darle de comer.

A partir de los seis meses ya podemos utilizar estas sillas ya que el bebé conseguirá mantenerse sentado. Pero cuando más práctica puede resultarnos es cuando empiezan a comer solos y quieren ocupar su lugar en la mesa de los adultos. Es una buena forma de introducir alimentos nuevos y a familiarizarse con las costumbres y los horarios familiares.

La firma Chicco ha pensado en los mejores productos para cuando llegue este momento. La trona “I-Sit” podrá ser usada por el pequeño desde sus inicios en los alimentos hasta que se canse de ella ya que es completamente adaptable a la edad del bebé. Una trona segura y cómoda que además puede acercarse a la mesa y que se convierte en una silla normal para cuando sea más mayor.

Otra opción son las sillas que se acoplan a la mesa. Chicco nos propone dos modelos “Chicco 360” y Mode. La primera es muy práctica para las familias que salen con frecuencia a comer fuera ya que es totalmente segura, fácil de transportar y fácil de instalar. Se adapta a todo tipo de grosor de las mesas y su original sistema hace que pueda girarse 360 grados para facilitar una posición ideal para el bebé y la madre. “Mode” es una silla elevador regulable en tres alturas.

Fuente | Chicco

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *