21 febrero 2009 Compras, Consejos, Otros, Seguridad

Silla de seguridad Jané
Llega un momento en que el bebé es demasiado grande para bañarle tumbado. Primero le sentamos en su bañerita, pero en poco tiempo se queda pequeña y hay que pasarle a la de los mayores. Al principio sería conveniente poner una silla o aro de seguridad.

El bebé puede sentir un poco de miedo con el cambio, aunque le durará poco. La mayoría disfruta tanto del baño que se enfadan cuando llega el momento de terminar. El padre o la madre puede sentir inseguridad. No es tan fácil sujetar al pequeño y lavarle en una bañera grande.

Las sillas de seguridad permiten al bebé bañarse seguro y jugar con el agua y los juguetes que le dejemos. Le dan libertad para mover brazos y piernas pero está sujeto para evitar resbalones. Aún así no se le puede dejar sin vigilancia en el baño.

Algunos modelos pueden ser un poco incómodos para meter y sacar al niño. También para enjabonarle. Como todo, es cuestión de práctica. Cuando se quedan pequeñas, el bebé es suficientemente mayor para saber sujetarse en el agua sin ayuda. El precio ronda los 16 euros y las venden en jugueterías y tiendas de articulos de puericultura.

Más información | Disbaby

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • francesc

    hola

    he comprado esta silla de seguridad pero…en la caja hay una foto de esa silla apoyada en una tina (bañera de bebé) transparente.
    Tu sabes dónde encontrarla?

  • Belén

    Francesc, dinos que marca has comprado para buscar la foto y ver si alguna conoce esa bañera. Puede que en la web de la marca venga información sobre ella. Gracias,

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *