18 febrero 2010 Lactancia, Otros, Seguridad

Sí se pueden mezclar las diferentes leches para el bebé
Muchas de las dudas más frecuentes que les surgen a las madres, sea cual sea su condición (es decir, sea primeriza o vaya a amamantar a su tercer hijo) están relacionadas con la lactancia. Y es que se dicen tantas cosas, se atestiguan otras tantas y se dan como válidas o erróneas tantas teorías que es normal que cuando te toca no sepas qué es cierto y que es no.

Una de las preguntas que he oído a otras mamás últimamente está relacionada con la posibilidad de mezclar diferentes leches. Juntar distintos tipos, tanto adaptadas como materna, para ofrecerle al bebé a la hora de alimentarlo. Y la respuesta es sencilla: la inmensa variedad de leches de fórmula y la materna no se deben combinar unas con otras; pero sí se pueden juntar sin perjuicio para el bebé.

Las leches artificiales que presenta cada firma comercial están elaborada de distinta manera y con unos componentes diferentes por lo que los especialistas recomiendan que no se mezclen unas con otras. Es más, la mayoría de los pediatras advierten que es mejor probar con una leche que sea adecuada para el bebé, y que si esta le funciona no se cambie a otra distinta con el objetivo de evitar posibles alergias o reacciones ya que el estómago de los niños es muy delicado.

Y cómo reconocer la leche que mejor le va a tu hijo. Lo cierto es que ésta debería ser recetada por el pediatra que es quien conoce realmente lo que mejor le puede ir al niño. En cualquier caso, debes hablar con el médico y con el farmacéutico e informarte de las cualidades de la amplia variedad de gamas que tienen las casas comerciales antes de tomar una decisión. Pero si tienes que cambiar de alimento puedes combinarlas de manera progresiva: tres cazos de una y uno de otra, dos y dos, uno y tres y cuatro de la nueva, por ejemplo.

En cuanto a la mezcla de la leche materna que la madre se haya extraído previamente con la de fórmula, estas también se pueden mezclar. Es decir, que si la madre no se ha sacado leche suficiente para la toma del bebé o si este se ha quedado con hambre, la persona que esté al cuidado del pequeño puede añadir leche adaptada.

Sin embargo y según el doctor Luis Ruiz, pediatra y responsable de Salud Materno Infantil en la Junta de Gobierno de Unicef Comité Cataluña, “es cierto que se pueden mezclar ambas sin problemas, pero quizá será más práctico dar primero la leche materna, y si el niño sigue teniendo hambre, ofrecerle a continuación la de fórmula”.

Fuente | Tu Bebé
Foto | Los Angeles Sadkhin Complex

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Nace una guía para entender la composición de las leches de fórmula 24 febrero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *