21 junio 2009 Consejos, Nutrición

Si no come fruta, prueba con la sandía
Algunos bebés no quieren ni ver la fruta. Habitualmente lo primero que les damos es naranja, pera, manzana y plátano. De todas ellas sólo el plátano suele tener una estupenda aceptación y es la que menos les aporta. Lo bueno del verano es que hay gran variedad de fruta y es posible encontrar la que le guste al niño. Siempre se debe consultar con el médico previamente porque algunas como las fresas, pueden provocar alergias.

La sandía es una buena opción en verano. A los niños suele gustarles y no es excesivamente dulce. Es en un 93 por ciento agua, con lo que puede ayudarnos con los bebés que no quieren beber agua. Tiene vitamina C, A y B1 y en menor medida vitamina B6, fibra y potasio. Ayuda a la actividad muscular y es ligeramente laxante.

Es muy buena cuando les están saliendo los dientes. Es fresquita y suave pero lo suficientemente firme para que pueda presionar con las encías sobre ella. Si tu pequeño es estreñido, es un buen alimento para ayudarle. Para que la coma tu bebé, la preparación es muy sencilla, sólo tienes que tener cuidado con limpiarla bien de pepitas o comprarla sin ellas. Al principio puedes darle unos trocitos aplastados con el tenedor y poco a poco dejarlos un poquito más grandes.

Cuando el bebé ya es mayor puedes enseñarle a comerla sin quitarle la cáscara. Le hará gracia que sólo se pueda comer lo de color rojo y que haya que tirar la parte blanca y la verde. Se puede añadir a una macedonia o beber el zumo. En papilla no es una fruta que quede muy bien aunque podrías mezclarla con otras más consistentes.

Mi experiencia con la sandía es estupenda, es de las poquisimas frutas que mi niña nunca ha rechazado y que come con gusto.

Más información | Cosas de salud
Foto | Imp Health

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Isa

    Qué foto más simpática!.
    También creo que la sandía es una de las frutas favoritas de los niños. En el caso de mi sobrino, así es. Siempre ha sido bastante rarito a la hora de comer fruta. Jamás lo he visto comerse un plátano, las naranjas sólo las toma en forma de zumo, y le suele poner pegas a casi toda la fruta… pero la sandía le ha gustado siempre desde que era muy pequeño. Además de todas estas buenas cualidades que enumeras, creo que también puede influir ese color tan vivo y tan atractivo que posee esta deliciosa fruta.

  • Belén

    Seguramente tienes razón en lo del color. Los niños (y los adultos) comen por los ojos, y si no les gusta el color o la presentación no hay forma de que lo prueben. Para variar es bueno que algo que les gusta también sea sano. Gracias siempre, Isa. Un saludo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *