8 mayo 2010 Consejos, Noticias, Padres y madres

La sexualidad en la pareja con un bebé se resiente
La llegada de un nuevo miembro a la familia, en especial el primer hijo, suele suponer una serie de cambios que suele afectar a la relación de pareja de una manera u otra. La maternidad es un factor que influye en esa relación, de hecho para el 67 por ciento de las madres, la calidad global mejora tras la llegada del bebé.

Esa es la cara de la moneda pero también hay una cruz, ya que para el 25 por ciento de las mamás, la sexualidad y el tiempo que le dedican a su pareja se resiente mucho por lo que se hace fundamental recuperar esa relación. Son datos extraídos del primer ‘Informe Nacional sobre la Infancia y la Maternidad en España 2010’.

En este sentido, cabe destacar que la mayoría de los problemas vienen de la mano de los cambios bruscos que se producen en la vida de ambos, pero suelen ser pasajeros y la adaptación es relativamente fácil. La implicación del padre en las tareas domésticas y en el cuidado y crianza del hijo es una de los apartados que pueden mejorar en gran medida esa relación.

El informe revela también que en casi la mitad de los hogares, es la mujer sola o casi sola quien realiza todas las tareas relacionadas con la crianza de los hijos. Un 33 por ciento de ellas juega este papel en exclusiva.

La llegada de un segundo hijo requiere también una gran dosis de organización para que la pareja continúe con un ritmo medianamente adecuado. Una organización que debe aumentar en la medida en que aumentan los miembros de la familia.

Página oficial | Chicco
Foto | NeoGaboX en Flickr

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • es verdad que la intimidad se reciente, pero eso solo es el resultado de la poco inclusión del hombre en la crianza y cuidados del bebé. aun asi, creo que hoy en día son cada vez más los hombres que tienen conciencia de la importancia de estar presentes en la crianza de sus hijos.

  • Mónica M. Bernardo

    cris, la implicación del hombre en la crianza de los hijos y el tiempo que se le dedica a la pareja. Un bebé absorbe mucho tiempo y si no te organizas es muy difícil sacar tiempo para la pareja. Además, en ocasiones, el apetito sexual de la parturienta no es el mismo y necesita un margen para volver a retomar sus relaciones… En mi opinión es algo más complicado que la implicación del padre en el cuidado del bebé.

    Gracias por tu aportación y un abrazo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 mayo 2010
  2. Mejor vida sexual si compartimos el cuidado de los hijos 26 agosto 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *