23 junio 2010 Opinión, Otros

El sexto sentido de mamá

Hace unos días nos contaba Mónica la historia de los padres que han perdido dos bebés por meningitis. Más allá de la tragedia y los fallos médicos o las injusticias, me llamó la atención que la madre sospechó en las dos ocasiones que a los niños les pasaba algo grave. En las consultas de pediatría es muy habitual que esto suceda. Los bebés sólo tienen tos, aparentemente, pero la madre sin poder explicarlo dice que a su hijo le pasa algo más.

Muchas veces estas madres aciertan y algunas el médico no detecta lo que tiene el pequeño. No se si es un sexto sentido, instinto maternal o lo que yo creo, conocimiento del pequeño. Es el mismo mecanismo por el que sabemos que están tramando algo, que nos están mintiendo o que han hecho algo que no debían. Conocemos el lenguaje no verbal de los pequeños, porque vivimos observándoles desde el día que nacen.

Obviamente el médico se fiará de las pruebas, y es cierto que según está la medicina tienen poco tiempo que dedicar a cada paciente, pero creo que deberían hacer más caso a las madres. Algunas son demasiado alarmistas, pero a ellas también se las detecta si prestamos un poco de atención. Cuando alguna mamá de mi familia dice que no ve bien al niño, siempre le aconsejo que lo lleve al médico y casi siempre tienen razón. Ellas conocen la respuesta de sus bebés ante diferentes situaciones y estímulos. Lástima que no siempre puedan explicarlo.

El caso de los padres, siempre hablando en general, no es el mismo, aunque se dediquen igualmente a sus bebés. Probablemente sea debido a que tenemos distintas capacidades, y por eso a ellos les cuesta más reconocer las pequeñas señales. En la vida adulta estas diferencias también se ven entre hombres y mujeres.

En definitiva, si crees que a tu niño le pasa algo, aunque no sepas explicar lo que es, llévale al médico y si no te convence, pide una segunda opinión. No se trata de cuestionar a los médicos ni pretender llevar razón, sino de escuchar a nuestro instinto, aceptando que también puede equivocarse. Nadie conoce a un bebé mejor que su madre.

Foto | Silvaliya

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Mónica M. Bernardo

    Belén, estoy totalmente de acuerdo contigo, sin embargo y erigiéndome por un segundo en la voz de todas las mamás del mundo, me sacude un sentimiento de incomprensión. Lo digo porque son muchas las veces que, aunque se acuda al médico, éste no hace caso a la madre porque considera que ésta es demasiado alarmista con la salud de su/sus bebés, incluso aunque no se sea madre primeriza (que parece que siempre te asustas más).

    Quizá la causa esté en esa falta de tiempo a la que aludes, pero se repite con demasiada frecuencia este hecho y… como madre, me preocupa mucho.

    Es mejor prevenir que lamentar. No puedo, ni por un minúsculo instante, ponerme en la piel de la madre de esos dos bebés fallecidos por meningitis, sólo pensarlo se me parte el alma. Ojalá siempre se tuviera en cuenta ese SEXTO sentido maternal. Un abrazo.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 junio 2010
  2. El instinto maternal y las hormonas del embarazo 20 enero 2017

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *