14 julio 2009 Desarrollo, Educación, Opinión, Padres y madres

niño leyendo

Hace algunos años se decía “superdotados”, hoy que es un talentoso. Algunas madres nos pasa de tener de hijo como ellos. Y es difícil, no se sabe que hacer, no se sabe como el.

A simple vista es un niño como todos los otros, que come, bebe, duerme, juega, corre, juega, ríe y llora. Pero sobre todo sufre la falsa imagen que de él se crea y por la imaginación de él se va generando. Muchas veces se lo ve sufrir porque todos los demás niños no lo comprenden y porque en ocasiones los adultos no saben que hacer con él.

Si, es verdad, es precoz, aprende a leer cuando es muy pequeño, realiza problemas matemáticos desde el jardín de infantes, tiene un vocabulario de un niño mayor su memoria es increíble, todo le causa curiosidad y en ocasiones cree tener la solución a los problemas mas complicados del planeta. Pero a su vez le gusta jugar con los autos y tiene la necesidad de demostrarnos que pese a todo sigue siendo un niño y quiere sentir que es amado por sí mismo.

El sabe que es diferente a los demás chicos de su edad, aunque no se lo digamos. Pero como los chicos, necesita de sus amigos y busca desesperadamente un grupo al cual pertenecer. Entonces surge la angustia porque se siente solo. Por esa razón busca compañía de los más grandes, pero a ese grupo tampoco pertenece.

En la escuela se vive cuestionando para que tiene que estudiar lo que ya sabe, y además tiene la necesidad de ser como los demás para que lo quieran. Y empiezan a pensar que su saber es algo que le trae problemas.

En estos casos, se hace imprescindible tomar conciencia de la situación desde que son muy pequeños. Es muy bueno recurrir a profesionales que puedan detectar a un chico talentoso y cubrir sus necesidades, tanto desde el punto de vista intelectual como afectivo. Existen en la actualidad talleres que les brindan a estos niños un espacio donde compartir con otros de sus mismas características y que puedan compartir actividades que ellos mismos propongan de acuerdo con sus intereses.

Fuente | Asociación Nacional de Niños Talentosos, Estados Unidos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *