22 febrero 2014 Desarrollo, Educación, Noticias

Bebé señalando

Nada más nacer nuestro niño ya está queriendo entablar una comunicación con el mundo que le rodea. El llanto es la primera forma de hacernos saber que se encuentra enfermo, tiene hambre o necesita un cambio de pañal, por ejemplo, pero esto se hace de forma natural y si más pretensiones que la llamada de atención. Pero pronto necesitará buscar un modo de comunicación más complejo que le lleva a extender sus necesidades y gustos. Empiezan a aparecer los primeros balbuceos que llevan a las palabras.

Pero a lo largo de ese proceso también aparece otro elemento al que, hasta el momento, no se le había dado ninguna importancia y son los gestos. Hasta ahora el desarrollo del habla en los niños se ha centrado en el lenguaje verbal, olvidando que el gestual también es parte de ese mecanismo.

Han sido desde la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, los que han unido ambos modos de comunicación para descubrir que van estrechamente ligados, concluyendo que los gestos de señalar y alcanzar tienen una clara intención de comunicación informativa. La posición corporal, los gestos de las manos o gestos faciales son elementos más que componen el acto de la comunicación humana, por ello son tan importantes y son, precisamente, los que inician el habla en los humanos, apoyándose en ellos para transmitir sus emociones o necesidades a la par que van conociendo las palabras.

Para llevar a cabo este experimento grabaron en video a cuatro bebés y a sus familias catalanas mientras jugaban con ellos, a lo largo de 8 meses (entre los 11 y 19 meses de edad), lo que les llevó a asegurar que el habla y la gestualidad están relacionadas y coordinadas tanto semánticamente como en el tiempo. Además, el gesto de señalar es crucial para el desarrollo lingüístico y cognitivo del pequeño.

Vía | RTVE
Foto | Ineemi

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 febrero 2014
  2. Marta López (Gran Hermano) regresa muy embarazada a televisión 8 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *