22 junio 2010 Desarrollo, Salud

Niveles de manganeso en sangre relación desarrollo cerebral

De acuerdo con un reciente estudio, el hecho de que los bebés tengan niveles significativamente altos o por el contrario, muy bajos, de manganeso en sangre, podría estar relacionado con cierto retraso en el desarrollo de funciones cerebrales, durante el primer año de vida. Esto no quiere decir que este oligoelemento, tan abundante en la naturaleza y los alimentos, sea la causa de este retraso y por eso se realizarán más estudios al respecto.

Los investigadores evaluaron cada seis meses a 448 niños mexicanos, desde su nacimiento hasta los tres años de edad, midiendo sus niveles de manganeso en sangre y haciéndoles participar de pruebas de desarrollo mental, con parámetros como vocalización, memoria, comunicación y resolución de problemas.

El manganeso está relacionado con la formación y constitución de huesos y tejidos y es necesario en la dieta en pequeñas cantidades; puede encontrarse en verduras, frutos secos, semillas y en la yema del huevo. Este estudio ha buscado analizar los efectos de las bajas concentraciones del manganeso, durante los primeros años de vida, y si esta carencia afectaba de alguna forma el desarrollo del cerebro.

El estudio estuvo a cargo de la doctora Birgit Claus Henn, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, y su equipo de investigadores, quienes aplicaron un test estándar de desarrollo mental, a un grupo de niños de un año de edad; según los resultados obtenidos, los niños con niveles 20 por ciento superiores o inferiores a los niveles comunes de manganeso en sangre, tuvieron un rendimiento deficiente en la prueba. Resultados similares se obtienen en niños con altas concentraciones de plomo en sangre, por lo cual los investigadores proponen que se evalúe la exposición a todo tipo de sustancias tóxicas.

Sin embargo, a medida que se aplicaba la prueba a niños mayores, hasta los tres años de edad, la relación manganeso-desarrollo cerebral, disminuyó paulatinamente, razón por la cual la autora de este trabajo sugiere que los resultados “se interpreten cuidadosamente”. Esperan que se realicen otros estudios confirmatorios, para poder afirmar con certeza que los niveles muy altos o muy bajos de manganeso afectarían el neurodesarrollo infantil, y que la etapa que comprende el primer año de vida, sería el periodo más sensible.

Vía | Buena Salud
Foto | OLX

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 junio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *