20 mayo 2009 Noticias, Opinión

La Ministra Aído crea un debate social cada vez que habla. En esta ocasión ha sido porque ha declarado que un feto de 13 semanas no es un ser humano, aunque sí un ser vivo. La Real Academía de la Lengua, le ha tenido que aclarar que un feto es “ser” “porque existe” y “humano” “porque procede del hombre y no del mono o del caballo”.

Al parecer las declaraciones de la Ministra se basan en el Manifiesto En contra de la utilización ideológica de los hechos científicos: “Los datos científicos disponibles sobre las etapas del desarrollo embrionario son hechos objetivables, cuya interpretación y difusión han de estar exentas de influencias ideológicas o creencias religiosas. Por ello, denunciamos el reiterado uso del término “científico” al referirse a opiniones sobre las que ni la Genética, ni la Biología Celular ni la Embriología tienen argumentos decisorios. El momento en que puede considerarse humano un ser no puede establecerse mediante criterios científicos… Esto entra en el ámbito de las creencias personales, ideológicas o religiosas”.

Por otro lado, para Mónica López Barahona, doctora en Ciencias Químicas y directora de la Cátedra de Bioética Jérôme Lejeune, “da igual que hablemos del cigoto, que el feto tenga 13 semanas, 22 o que el niño haya sido bautizado. No es una cuestión de tiempo en todos los casos se trata de un ser humano”.

Desde mi punto de vista y al margen de que la ley no reconozca como persona a un bebé hasta pasadas 24 horas del nacimiento, cualquier mujer embarazada de 13 semanas lo que tiene en su seno es un ser humano diminuto. No tengo ninguna duda de que el bebé que perdí era humano. No sé si murió porque tenía alguna horrible malformación, pero sí se que era hijo de dos humanos y por tanto pertenecía a nuestra especie. Debo ser muy torpe porque no entiendo la reticencia científica a denominarlo así, y no tenía ni idea de que dos miembros de una misma especie pudieran crear una nueva. Tendré que consultar con mis amigos de Faunatura

Vía | 20 minutos
Más información | ABC

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • Antonio Ortega

    Me encuentro algo deprimido.Decido distraerme con mi ordenador y me instalo
    en estas paginas, que comenta la Ministra de Igual-dá, y su colega Leire Pajin.
    Oyendolas reconozco que de momento lo paso bien, incluso rio a carcajadas
    con la natural extrañeza de mi familia. Sigo escuchandolas,y la risa vá disminuyendo
    hasta llegar a desaparecer. Despues de un rato,la depresion vuelve a aparecer, con
    mas intensidad que antes. La razon se impone y me asalta un interrogante¿estas
    miembras y compañia, son las que tienen que arreglar la economia?…

  • Belén

    Antonio, creo que el fallo es confiar en un político para superar la depresión. Me alegro que al menos te haya servido para reirte un poco. Quizá en nuestro blog de curiosidades, lohevisto.com encuentres temas más livianos con los que distraer la tristeza.
    Un saludo y mucho ánimo.

  • Antonio Ortega

    BELEN, para “aliviarse de tanta injusticia y corruptela es necesario insultar” el cuerpo
    se queda mas relajado, pero… como las formas y educación lo exigen, pues vamos a ser
    educados. Andalucia está saltando por los aires, el caso faisan horrible y peligroso, colas
    en el paro,cola en los contenedores de basura, chicos jovenes emigrando y los que mas
    suerte tienen,barren las calles. Politicos cinicos ineptos. Belen…SOCORRO

  • Antonio, teóricamente tenemos lo que queremos. Nos quedan tres opciones, el pataleo, hablar en las elecciones o intentar sobrevivir como mejor podamos. Civilizadamente no se me ocurre ninguna más. Si tuviera la fórmula ten por seguro que la compartiría.
    De todas formas, y volviendo al tema de este blog, los padres podemos hacer mucho porque el futuro sea distinto, eso sí está en nuestras manos, aunque requiere que luchemos cada día.
    Gracias por visitarnos, y lamento no tener la respuesta. Un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Un diputado de UPN pedirá explicaciones a Aído sobre los fetos de 13 semanas 2 junio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *