3 agosto 2009 Consejos, Desarrollo

Mi bebé aún no se sienta solo

Es necesario lograr que el niño se siente por si mismo, como requisito para otras operaciones, como la alimentación y el gateo; si el niño aún no tiene fuerza para sentarse solito y ha pasado ya por los nueve meses, es importante llevarlo al pediatra para que lo revisen y en casa, motivarlo para que lo logre, a través de diferentes actividades.

El ejercicio es clave; tomar al bebé por las manitas y halarlo hasta que quede sentadito, luego acostadle de nuevo para volverlo a sentar y hacer así varias repeticiones. De ser posible acostarlo de panza sobre una pelota grande, obviamente sin soltarlo, y hacerlo rodar un poco allí, para motivarlo a levantar la cabeza y adquirir fuerza en los músculos del cuello y la espalda.

Debe pasar sentado, por periodos de tiempo cada vez más prolongados, apoyado en almohadones para sostenerse con comodidad; durante este tiempo debe procurar entretenerle, con juguetes que le gusten o mostrarle objetos que le llaman la atención. Puede que estas actividades demanden bastante tiempo y atención, pero es muy importante que el pequeño logre mantenerse sentado y se sienta cada vez más fuerte y seguro para controlar su cuerpo.

Por último, es recomendable que el bebé tenga un mayor contacto social y se encuentre con nuevas situaciones; es conveniente por ejemplo, salir a pasear, sostenerlo sentado en una manta en el césped, visitar parientes quienes puedan también cargar al niño, sosteniéndolo en brazos en posición vertical. Cambiarlo de ambientes dentro y fuera de casa, estimulará su curiosidad por conocer el espacio y le dará motivos para querer moverse por sí mismo.

Fuente l Tu pediatra en casa. Lyonel Rossant

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *