18 mayo 2017 Embarazo

Siempre realizar actividad física con la autorización del médico

Realizar actividad física durante el embarazo es muy importante, siempre que se haga con la autorización y la supervisión del médico. El día de hoy te contaremos si es o no conveniente levantar pesas en la gestación.

La mayoría de las voces consideran que levantar pesas no es lo más recomendado en el embarazo. Pero, ¿qué sucede si las pesas son pequeñas?, ¿podrá la embarazada levantar pesas de bajo peso?

Quizás se podrían levantar pesas si no implica la realización de un gran esfuerzo, las pesas ligeras ayudarán a incrementar el tono muscular, pero nunca se tienen que levantar pesas ‘pesadas’, nunca superando los 8 kilos. No se aconseja contener la respiración cuando se levanta la pesa, esto genera que se dificulte el flujo de sangre al útero.

Sabemos que una mujer embarazada es sumamente responsable y no realizará ninguna actividad que perjudique al bebé.

Sabemos que una mujer embarazada es sumamente responsable y no realizará ninguna actividad que perjudique al bebé, pero en ocasiones las mujeres que están acostumbradas a la realización de esta actividad podrán tener dudas si podrá o no continuar.

Reiteramos la importancia de consultar con un profesional antes de generar daño innecesario. Como sucede a lo largo de toda su vida las mujeres debemos aprender a escuchar nuestros cuerpos y no forzarlos más de lo que se pueda.

Si se va a realizar un levantamiento de pesas se tendría que hacer de pie, separando un poco las piernas, flexionando levemente las rodillas y contrayendo los abdominales levemente. Se puede sostener una pesa de cada lado pero siempre pesas ligeras, de esta forma se podrán hacer más repeticiones ejercitando los brazos en distintas posiciones. Se podrán emplear como forma de complementar las clases de yoga, cuando se sale a caminar y cuando se hacen ejercicios de estiramientos en casa, pero nunca pasándose del peso.

Pensamos que cargar un bebé en el vientre es de por sí un entrenamiento para los músculos del cuerpo, durante los primeros meses no será tan pesado pero cuando van pasando los meses el bebé comenzará a crecer y la espalda se verá afectada requiriendo hacer más fuerza.

La actividad física se deberá realizar bajo supervisión médica

En el parto el estado de los músculos también será importante, pensemos que tendremos que empujar con mucha fuerza. Por eso es fundamental tener el cuerpo correctamente entrenado y en perfecto estado de salud.

Un entrenamiento de pesas con el control necesario podrá ser una buena forma de mantener los músculos fuertes en la etapa de la gestación. Es un ejercicio que podría ser seguro en los primeros meses y también después siempre que se sigan reglas específicas. Esto se ha señalado desde la American Pregnancy Association.

En la rutina de ejercicios no se deberá aumentar la masa muscular sino simplemente mantenerla. Si nunca levantaste pesas antes debes preguntar a un entrenador si es el momento adecuado para comenzar, si no lo considera deberás dejarlo para el momento ideal después del parto.

Vía | Muy fitness
Foto | Pixabay – 3dman / Pixabay – Marjusspiske

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *