26 febrero 2017 Fertilidad

La posibilidad de no tener bebés existe

Estadísticamente se sabe que una de cada cien mujeres de menos de 40 años de edad podrían tener un fallo ovárico prematuro, antes de esa edad los ovarios dejarán de realizar su tarea ya que los ovocitos, precursores de los óvulos se agotarán.

Frente a un fallo ovárico prematuro ya no existirá la menstruación y el ovario no producirá más progesterona y estrógenos. Existen algunos síntomas para este problema.

Desde la Sociedad Española de Fertilidad se deberá prestar atención a la amenorrea o ausencia de menstruación cuando se de en una mujer de 40 años ya que es muy joven para que esto suceda. Generalmente esto es el primer motivo de la consulta médica.

También se pueden dar otros síntomas como los cambios en el sueño, alteraciones emocionales. Pérdida del deseo sexual, menor concentración, sequedad vaginal. Si bien son síntomas a los que se tiene que prestar atención no es lo que más le preocupa a las mujeres. La consulta más común frente a un fallo ovárico prematura es saber si podrán ser madres.

También se pueden dar otros síntomas como los cambios en el sueño, alteraciones emocionales.

Lamentablemente se sabe que el riesgo de que aparezca la esterilidad existe, al no existir la ovulación y tener un nivel de estrógenos bajó quedar embarazada se puede complicar. Y ciertos tratamientos de estimulación ovárica no serán muy eficaces.

Pero no todas las noticias son malas, en algunas mujeres el fallo ovárico prematuro no es permanente, entre un 5 y un 10 por ciento de los casos podrán quedar embarazadas de manera natural. Actualmente no existe ninguna prueba que permita afirmar que se podrá dar un embarazo o que los tratamientos podrán ser una buena solución. Ante esta situación desde la Sociedad Española de Fertilidad aconsejan pensar en otras opciones como la ovodonación o la adopción.

Las pacientes que han sufrido un fallo ovárico prematuro, además de tener problemas vinculados a la infertilidad se pueden presentar otro tipo de problemas como enfermedades cardiovasculares (al disminuir los niveles de estrógenos antes de tiempo las mujeres de menor incrementará la posibilidad de sufrir un infarto).

Se puede presentar cuadros de osteoporosis, en este caso los huesos se volverán más débiles y existirán mayores posibilidades de fracturarse. Ante las situación de saber que no podrán quedar embarazadas las mujeres se podrían deprimir, y si la depresión es tratada de forma adecuada el cuadro se volverá permanente.

Desde la SEF señalan la aparición de enfermedades autoinmunes como consecuencia del fallo ovárico prematuro, es necesario que se realicen de manera periódica exámenes pedidos por un endocrinólogo para determinar si existen deficiencias vinculadas al funcionamiento de la tiroides y la suprarrenal.

Llevar adelante una dieta con buenos contenidos de calcio y realizar una rutina de ejercicio es una excelente alternativa con el fin de evitar el sobrepeso, así se mejorará la calidad de vida de los pacientes.

Vía | Dmedicina
Foto | Pixabay – Counselling

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *