11 febrero 2009 Consejos, Otros

Ayuda
La crueldad de este invierno y la actual situación económica está llevando a numerosas organizaciones no gubernamentales a elevan el tono de peticiones de ayuda para los sectores más desprotegidos. Caritas Interparroquial de Murcia ha hecho un llamamiento urgente para pedir la donación de ropa de abrigo para bebés o niños en edad escolar.

Esta entidad de ayuda calcula que su ropero solidario se habrá quedado huerfanito en unas 48 horas. Cada semana unas 60 familias acuden a ellos solicitando ropa para bebés y niños de familias desfavorecidas, una demanda que estiman se ha cuadruplicado este año respecto a los anteriores.

En el ropero de esta ONG trabajan por turnos varias decenas de voluntarios encargados de clasificar, reparar y planchar las prendas que pueden ser retiradas por las personas que las necesiten los martes y los viernes por la tarde.

Sé que muchas de nosotras, por suerte, hemos recibido ropita de regalo que sólo hemos puesto un par de veces a nuestros hijos o que ni siquierea hemos estrenado. Crecen tan rápido. Quizás este es el momento de darle uso y ayudar a otros bebés que no han tenido tanta fortuna.

Os animo a que preparemos una bolsita, no importa con cuánta ropa, para ofrecer toda la ayuda que podamos prestar. Porque aunque no seamos de Murcia, la situación es la misma en nuestra ciudad y seguro que tenemos cerca entidades que realizan también esta labor y podemos colaborar. Ahora nos necesitan. GRACIAS a todos.

Vía | La Verdad de Murcia
Página oficial | Caritas

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Nesirima

    Me parece un tema interesantisimo, pues todas sabemos que los niños (as) crecen muy deprisa , y es injusto que ropitas preciosas, utiles y serviciales, esten dormidas en los cajones de un armario, o en cajas empaquetadas; yo me pregunto ¿esperando qué?….
    !Ah, sí ¡ …. un posible hermanito (a) . Pero es que seguramente no tienes para uno, tienes para tres o cuatro mas que vinieran.
    Entonces como dice Mónica , en los tiempos que corremos , eso es una frialdad y un desmoronamiento de conciencia hacia tanta necesidad como vemos a nuestro alrededor, en familias rotas, sin trabajo, donde a veces son muchos hermanos. Creo que ante la lluvia de cositas que tiene algunos de nuestros hijos , facilmente podemos desprendernos de ALGO y así ayudar a que otros niños vivan un poquitin mas confortables.
    Gracias por estos blogs que tanta comunicación establecen en temas tan universales.

  • Mónica M. Bernardo

    Gracias Nesirima, ese es el espíritu que debe movernos. Estoy segura que todos tenemos cerca a alguien que necesita de nuestra ayuda. Y con los bebés se usan tantas cosas tan poquito tiempo…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *