21 marzo 2010 Consejos, Embarazo, Padres y madres

La satisfacción sexual se mantiene en el embarazo
En alguna ocasión ya hemos comentado que el sexo durante el embarazo no está contraindicado salvo indicación expresa del médico. El deseo de ambos padres puede estar influído por los cambios que se van produciendo en el cuerpo de la madre, y cada trimestre puede variar.

Un nuevo estudio realizado en Portugal y editado por la revista The Journal of Sexual Medicine, ha estudiado la evolución del deseo, la satisfacción y la frecuencia de relaciones sexuales durante el embarazo en 188 mujeres. De ellas el 44,7 por ciento afirmó haber mantenido relaciones sexuales sobre todo en el primer trimestre, un 35,6 por ciento en cambio, dijo que la frecuencia fue mayor en el segundo y un 10 por ciento se decantó por el tercero. Para más de la mitad en este último trimestre la actividad se redujo, aunque el 80 por ciento sí mantuvo relaciones. E incluso un 40 por ciento lo hizo en la última semana de embarazo.

Para la mitad de las mujeres no hubo cambios en su vida sexual en los dos primeros trimestres y que su satisfacción sexual se mantuvo inalterada. Un 27,7 por ciento vió reducida la satisfacción. En cuanto al deseo, se mantuvo igual en el 38,8 por ciento y disminuyó en el 32,5 por ciento de las mujeres encuestadas. Algunas mujeres, el 23,4 por ciento temía que el sexo dañara al bebé, un miedo típico en los hombres que no tiene fundamento científico.

El Dr. Irwin Goldstein director de medicina sexual en el Hospital Alvarado de San Diego, y editor jefe de la revista que ha publicado el informe comentó que “Mucha gente piensa que causa abortos en el tercer trimestre o daños al niño, pero el coito regular entre pene y vagina no es un problema. Puede haber problemas con embolismos de aire durante el sexo oral, e infecciones durante el sexo anal”.

Respecto a los cambios el doctor señaló que “Es importante reconocer que el deseo, la autoimagen, variables como los cambios hormonales, el cansancio y la preocupación por el niño en realidad afectan los impulsos y funciones sexuales de las mujeres, sobre todo cuando entran al tercer trimestre”, y añadió que “Es natural esperar cambios en la función sexual durante el embarazo”.

La Doctora Marjorie Greenfield, autora del libro The Working Woman’s Pregnancy Book, apuntó que hay una práctica sexual que puede ser peligrosa, “ha habido muertes si se sopla aire dentro de la vagina. Cualquier cosa que fuerce aire dentro de la vagina no es segura”

Vía | Medline Plus
Foto | Flickr-Guillaume Laurent

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 marzo 2010
  2. Moda premamá: Lenceria sexy 3 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *